Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los rusos sancionados por la UE no han visto sus bienes afectados

Las propiedades de la mayoría de los 150 incluidos en la lista europea siguen intactas

Un jinete entrena a Zazou en Dubái en 2012.
Un jinete entrena a Zazou en Dubái en 2012. reuters

La Unión Europea ha incluido a 150 personas en su lista negra de sanciones a Rusia por el conflicto de Ucrania desde marzo de 2014. ¿Cuál es el balance? Casi ninguno de los 150 rusos y ucranios —entre los que se encuentran hombres de la máxima confianza de Putin, desde Alexander Bortnikov, jefe de los servicios secretos, a Vyachislav Volodin, director adjunto de la administración presidencial—, parece haber resultado realmente afectado, y las propiedades de la mayoría de ellos, si es que tienen alguna en territorio de la UE, siguen ocultas e intactas.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Chipre responde por escrito que se han congelado menos de 120.000 euros en activos. Por su parte, el Banco Central de Irlanda “no ha tenido noticia” de la retención de bienes. También desde Finlandia llega un “no hay activos congelados”. Y lo mismo se puede decir de Croacia, Malta, Eslovenia, Eslovaquia y España. “No nos constan embargos en ningún sector”, responden fuentes de los ministerios de Economía y Asuntos Exteriores español. A su lado, la respuesta del Ministerio de Economía alemán suena a todo un éxito: se han retenido 124.346 euros... y dos caballos.

Los dos caballos, Zazou y Drashing Home, pertenecen oficialmente a Ramzan Kadyrov, el presidente de la república rusa de Chechenia. Así figura en el Directorio de Cría de Purasangres y Carreras. En todo caso, no se trata de un embargo, insiste el ministerio alemán. Los caballos solo se han “congelado en concepto de recursos económicos de acuerdo con lo decretado”, informa por escrito un portavoz. “Lo que significa que ya no se pueden utilizar o vender con fines lucrativos”, añaden.

Las sanciones de Bruselas al Kremlin

En julio de 2014 la UE acordó imponer durante un año restricciones financieras y un embargo de armas por el conflicto de Ucrania.

En septiembre las sanciones de la UE se ampliaron a las petroleras rusas.

Las sanciones incluyen el embargo de bienes y propiedades en Europa de 150 rusos y ucranios próximos al círculo de Putin.

La UE acaba de ampliar las sanciones a Rusia hasta septiembre de 2016.

En la República Checa el éxito fue similar. Allí hubo también una sola víctima de las sanciones: Kadyrov y sus caballos. Pero el robusto checheno lo superará. La época dorada de su magnífico caballo Zazou ya es historia, y en 2014 Kadyrov solo recaudó 17.000 euros en premios, mientras que, en los cinco años anteriores, el caballo había ganado casi 1,2 millones de euros.

Los otros 149 rusos y ucranios aún pudieron contemplar las sanciones con más tranquilidad, ya que, por lo general, las autoridades europeas no parecen haberse tomado especiales molestias por encontrar el dinero, las residencias y los automóviles de los sancionados.

Sin datos concretos

A juzgar por el exiguo balance, no resulta sorprendente que, por parte europea, no se quiera dejar constancia del fracaso. En la Comisión o en el Consejo Europeo, no existe ni un solo banco de datos centralizado sobre las consecuencias concretas de los embargos. A pesar de que se les solicitó reiteradamente, nadie fue capaz de cuantificar la suma total de dinero, inmuebles y activos congelados. “La aplicación de las sanciones corresponde a los Estados miembros”, informaba una portavoz.

Italia es una excepción. En una fresca mañana de septiembre del año pasado, la Guardia de Finanzas italiana procedió contra el multimillonario ruso Arkadi Rotenberg de forma tan consecuente que hasta el momento no tiene parangón en Europa, tratándose de Rusia: un hotel de lujo en Roma, un apartamento en Tarquinia, una villa en Villasimius, dos pisos en la costa Esmeralda. Los funcionarios de la Guardia di Finanza, la policía de delitos económicos italiana, tenían todo perfectamente preparado. En pocos minutos, privaron a uno de los hombres de confianza de Putin del control sobre propiedades por valor de unos 30 millones de euros.

Y mientras que, en general, las consecuencias para los políticos y los oligarcas rusos son insignificantes, otra parte de la Directiva 269/2014 que regulaba los embargos, está teniendo efectos más dramáticos, y no solo para Rusia, sino también para la mayoría de los 28 países de la UE. Tras los embargos, la UE estableció también vetos a la exportación al país de armas, bienes de uso civil y militar y a la venta de tecnologías clave para sectores sensibles, entre ellos el energético. Como respuesta, Rusia prohibió la importación de productos frescos. Y estas medidas sí han tenido efectos económicos diversos en la UE.

Carlo Bonini, Jörg Eigendorf, Nicola Lombardozzi, Andreas Maisch, Andre Tauber, Claudi Pérez, Mario Stäuble, Jenner Melett, Eduard Steiner, Pierre-Alexandre Sallier y Cristina Delgado.

Estas informaciones son iniciativas de la Alianza de Periódicos Líderes en Europa (LENA). Forman parte Die Welt, La Repubblica, Le Figaro, Le Soir, Tages-Anzeiger, Tribune de Genève y EL PAÍS.