Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU sigue los pasos de la mayor banda criminal en Colombia

Los tribunales estadounidenses de Nueva York y Miami abren acusaciones formales en contra de 17 miembros del clan Úsuga

El fiscal Wilfredo Ferrer EFE

La justicia estadounidense sigue los pasos de una de las bandas más peligrosas del crimen organizado en Colombia. El presidente Juan Manuel Santos anunció este martes que gracias al trabajo conjunto con las autoridades de Estados Unidos se abrieron acusaciones formales contra 17 integrantes de la principal banda criminal del país, conocida como el clan Úsuga, en tribunales federales de Nueva York y Miami. En la lista está su máximo líder, Dairo Antonio Úsuga David, conocido con el alias Otoniel, por quien las autoridades estadounidenses ofrecieron cinco millones de dólares por información que permita su captura.

Santos, acompañado del Fiscal General para el Distrito Sur del estado de Florida, Wilfredo Ferrer y otros delegados del país, dijo que en la lista hay otros cuatro jefes de los Úsuga por quienes en Colombia ofrecen recompensas de hasta 195.000 dólares. “Estas acusaciones se han logrado luego de años de seguimiento e investigación de nuestra policía y nuestra Fiscalía, que han trabajado de la mano con las autoridades norteamericanas”, dijo el mandatario en una alocución en la casa presidencial. Ferrer explicó, por su parte, que los implicados responderán por cargos que van desde el 2002 y hasta la fecha, entre los que se encuentra la distribución de más de 73 toneladas de cocaína por América Latina para ser enviadas a los Estados Unidos.

Los narcotraficantes podrían enfrentar  penas que alcanzarían hasta la cadena perpetua

Si son capturados en  Estados Unidos, por todos esos cargos estos narcotraficantes podrían pagar penas que representarían “hasta cadena perpetua”, aseguró Santos. En caso de ser detenidos en Colombia serían pedidos en extradición. Los cargos incluyen también la utilización de sicarios o asesinos para cobrar deudas por drogas, imponer disciplina, controlar o expandir el territorio, o asegurar la posición de poder de la organización. “Estos 17 acusados se unen a 8 criminales adicionales que ya se han encausado en Miami durante la investigación que nos llevó hasta este anuncio que hacemos aquí hoy”, dijo Ferrer. De esos 25, hay 15 capturados, según un comunicado de la policía.

Durante los últimos meses, las autoridades colombianas han estrechado el cerco a Otoniel y todo el clan Úsuga con la llamada Operación Argamenón, que deja ya 315 capturados y 9,7 toneladas de cocaína incautadas. Desde el 2010, según datos de la policía, los Úsuga han perdido a 672 cabecillas, de los cuales 14 han sido capturados en otros países.

Para el fiscal de La Florida, ningún país ha sufrido tanto las consecuencias del crimen internacional como Colombia, por eso su gobierno seguirá investigando y abriendo procesos contra los integrantes del clan Úsuga involucrados en el tráfico de drogas o de armas, en el lavado de dinero, en la extorsión o en el cobro de deudas por drogas. “Serán capturados y su gobierno, nuestro aliado en Colombia, trabajará con nosotros para asegurar su extradición”, dijo en Bogotá.