Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Seis razones que explican el problema de la obesidad en México

Un cóctel de malos hábitos de alimentación, vidas sedentarias, un sistema sanitario mejorable e indicios de condiciones genéticas

México
Hombres con sobrepeso en Ciudad de México EFE

México es el segundo país con más personas obesas del mundo, solo por detrás de Estados Unidos. Son 40 millones y otros 20 con sobrepeso. Al 52% de los mexicano le sobran kilos, según el Instituto Nacional de Salud Pública. Detrás de las estadísticas hay un cóctel de malos hábitos de alimentación, vidas sedentarias con extensos horarios de trabajo, falta de ejercicio físico, un sistema sanitario mejorable y hasta indicios de condiciones genéticas.

El alarmante número de obesos, que aumentan a una velocidad mayor que en cualquier otro país de la OCDE, es además una bomba de relojería que hace explotar enfermedades cardiovasculares y diabetes, que ya es la tercera causa de muerte más común en el país. El número de casos se ha duplicado desde el año 2000 y según la Federación Mexicana de Diabetes alrededor del 15% de la población está afectada.

Engullidos por la comida basura

México es una de las 10 potencias mundiales en comida basura y el primer productor de Latinoamérica. Los alimentos prefabricados que rebosan grasa, azúcar, sal y componentes químicos han ido desplazando en los últimos años a los cereales, las legumbres o las verduras frescas, base de la dieta tradicional mexicana. La comida basura representa el 30% del gasto de una familia y los consumidores con más apetito son los de niveles económicos medio y bajo, según el estudio de la encuestadora Kantar WorldPanel.

Si no corres, no adelgazas

La gente piensa que con la caminata de cinco minutos al metro es suficiente. Pero hace falta una rutina de ejercicio diaria. El tiempo mínimo recomendado es de media hora y al trote”, explica Ana Barrera, médica internista. La mitad de la población mexicana no hace nada de ejercicio físico, según el INEGI. Muy lejos del 6% de Suecia o el 45% de Brasil. Las razones que aporta la encuesta van desde la falta de tiempo (18%), problemas de salud (17,4%) y cansancio por el trabajo (15%)

Pegados a la silla del trabajo

México lidera la clasificación de los países industrializados donde más horas se trabaja. La jornada media dura 2.228 horas anuales, el doble que Alemania u Holanda. El siguiente país de la lista con una jornada más larga es Costa Rica, con 2.216 horas. Y le sigue de cerca el tercer país latinoamericano perteneciente a la OCDE: Chile. Las cifras caracterizan a Latinoamérica como una región con países de largas jornadas laborales.

Grietas en el sistema sanitario

La OCDE ha alertado también del precario acceso a la atención primaria y hospitalaria en México en relación con la diabetes. Los pacientes pagan más del 50% de lo coste total de los tratamientos, pese estar subvencionados. La proporción de médicos familiares por habitante y el número de camas están entre los más bajos. Solo Estonia y Turquía gastan menos en salud en relación a su PIB que México.

Condiciones genéticas 

“Se han publicado en los últimos años varios artículos en revistas científicas muy serias que apuntan a un condicionamiento genético del mestizo mexicano. El año pasado se descubrió un transportador de grasas en las células del hígado. Eso hace que se acumule más grase y potencia la aparición de la diabetes” explica Miguel Ángel Gómez Sámano, endocrinólogo y diabetologo del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición de Salvador Zubirán. “La condición genética es un factor, aunque lo más determinante es la dieta y el ejercicio”, cierra Gómez.

Más información