Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los candidatos temen el robo de papeletas

Los partidos fiscalizarán que no desaparezcan ‘boletas’ de las cabinas de votación

Elecciones Argentina
Empleados públicos preparan las urnas para las elecciones del domingo.

A los candidatos para las primarias presidenciales de Argentina del próximo domingo les preocupa el robo de boletas (papeletas) en los cuartos oscuros (cabinas de votación) en el Gran Buenos Aires. No temen tanto que en alguna remota mesa de votación se cuenten mal los votos sino que ciudadanos desinformados lleguen a votar, no encuentren la papeleta deseada y se resignen a elegir otra.

“[El domingo] será un largo día en que hay que estar atentos a que las boletas no desaparezcan porque van a hacer todo tipo de avivadas”, alertó a los militantes que fiscalizarán el escrutinio el candidato conservador Mauricio Macri, favorito de la oposición. Su asesor de imagen, Jaime Durán Barba, admitió en una reunión privada que sus fiscales también sustraerán papeletas: “Con esta boleta tenemos que pactar con otros partidos para que nos den los punteros (dirigentes políticos barriales) que necesitamos para robarle las boletas a los otros”.

En las primarias kirchneristas a gobernador de la provincia de Buenos Aires también temen el robo. Uno de los candidatos, Aníbal Fernández, dijo que su rival, Julián Domínguez, busca convencer a los alcaldes del Gran Buenos Aires de que “escondan” papeletas. “Dijo una pavada con lo del robo de boletas y a coro la oposición habló de eso”, le respondió Domínguez.

Las papeletas para elegir diversos cargos llegan a medir 1,20 metros de largo en una provincia

En otra conversación privada, un candidato presidencial del peronismo opositor, Sergio Massa, aconsejó a sus militantes fiscales: “No sean boludos, cuiden la boleta de Aníbal [Fernández]. Después de la nuestra, es la que más hay que cuidar, así después le ganamos en [las generales de] octubre”. Massa piensa que Fernández sería un contendiente más débil que Domínguez.

La otra curiosidad es el tamaño de la papeleta. Como no solo se eligen los candidatos a presidente sino también los aspirantes a otros cargos nacionales, provinciales y municipales, llega a medir 84 centímetros de largo en la provincia de Buenos Aires. En la provincia norteña de Catamarca se batió el récord de 1,20 metros y por eso habrá dos urnas en cada mesa de votación para hacerle espacio a la boleta.

Más información