Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tianjin reconoce niveles de cianuro 356 veces superiores a lo normal

Xi Jinping preside una reunión de las autoridades centrales del régimen chino sobre la crisis

El nivel de cianuro de sodio detectado dentro de la zona de las explosiones del pasado día 12 de agosto en el puerto chino de Tianjin ha subido. Según ha declarado la oficina de Protección Medioambiental del Ayuntamiento, se ha detectado esta sustancia altamente tóxica en ocho de los 25 puntos de control colocados dentro del área más peligrosa, que ocupa unos 100.000 metros cuadrados. El nivel más alto superaba 356 veces lo considerado admisible. En días anteriores, este organismo había asegurado que la concentración más alta era 28 veces superior a lo tolerable.

También se ha detectado cianuro en seis de otros 16 puntos de control situados fuera de la zona más peligrosa. No obstante, en ninguno de ellos la concentración de esta sustancia rebasó los niveles normales. La Oficina de Medioambiente insiste en que el cianuro está contenido en el área de exclusión, alrededor de la cual se ha levantado un muro protector de tierra para impedir que se filtren sustancias peligrosas.

Las autoridades municipales de Tianjin han reconocido la presencia de 700 toneladas de ese producto, que se emplea en la producción de oro y puede resultar mortal si se ingiere o se inhala, en los contenedores del almacén donde se produjo la explosión, propiedad de la empresa Ruihai International Logistics. Al menos 114 personas han muerto y más de 700 resultaron heridas en el desastre, uno de los peores accidentes industriales en la historia reciente de China.

El Ayuntamiento insiste en que el suministro de agua y la calidad del aire se mantienen dentro de los niveles seguros. Pero muchos ciudadanos se muestran escépticos. El portal de noticias chino publicaba este jueves fotografías de miles de peces muertos a seis kilómetros del suceso, en el río Haihe. La Oficina de Protección Medioambiental ha asegurado que no se ha detectado cianuro en las muestras de agua extraídas del río. El director del departamento, Deng Xiaowen, ha indicado que se abrirá una investigación sobre las causas, pero ha insistido en que no es insólito que grandes cantidades de peces mueran en el Haihe en verano, debido a la mala calidad del agua.

El desastre centró una reunión de las autoridades centrales del régimen chino este jueves, según ha informado la agencia de noticias Xinhua. En un comunicado, el Politburó del Comité Central del Partido Comunista insistió en que los culpables tendrán que responder ante la justicia. “El incidente ha causado muchas pérdidas de vidas y daños materiales. Ha sido una profunda lección que hemos pagado con sangre”, señala.

El Ejército Popular de Liberación (EPL) ha abierto tras el desastre un proceso de revisión de su armamento; las empresas de Pekín especializadas en el manejo de sustancias peligrosas también han visto cómo las inspecciones sobre ellas se endurecen.