Selecciona Edición
Iniciar sesión

Austria cifra en 71 refugiados los muertos en el camión frigorífico

La policía detiene en Hungría a tres personas supuestamente implicadas en la tragedia

Expertos forenses realizan en Parndorf (Austria) su trabajo en el camión frigorífico donde viajaba un grupo de inmigrantes que murieron asfixiados, el 27 de agosto de 2015. HANS PUNZ | REUTERS-LIVE!

El hallazgo de 71 cadáveres en el interior de un camión abandonado en una autopista del este de Austria, entre ellos ocho mujeres y cuatro niños, confronta a Europa con una nueva y dramática realidad que marca un nuevo capitulo en la grave crisis migratoria que sacude al Viejo Continente. Por primera vez, la legión de refugiados que huyen de las tragedias en sus respectivos países, a veces con consecuencias trágicas, como ha ocurrido cuando han tratado de huir a través del Mediterráneo, saben ahora que enfrentan un peligro similar cuando alcanzan por tierra Europa.

El camión, abandonado en al arcén de la autopista A4 —a tan solo 50 kilómetros de Viena, la capital del país—, lucía el logotipo de la empresa avícola Hyza de Eslovaquia, pero su carga real era macabra: siete decenas de cadáveres en descomposición, presumiblemente refugiados provenientes de Siria, que murieron asfixiados en una fecha que aún está por determinarse.

"Se ha encontrado un documento de identidad sirio, así que suponemos que se trata de un grupo de refugiados de esa nacionalidad", ha señalado el jefe de la policía de Burgenland, el Estado federado fronterizo con Hungría en el que yacía abandonado el camión refrigerado. El drama tiene en Budapest su punto de partida, desde donde emprendió viaje rumbo a la frontera con Austria el miércoles por la mañana. A las 21.00 se encontraba en las inmediaciones de la frontera, según las primeras pesquisas, e ingresó en territorio austriaco ya entrada la noche.

"Cuando los forenses inspeccionaron los cadáveres el jueves por la noche llegaron a la conclusión de que las personas habían muerto mucho antes de que el camión ingresara territorio austriaco”, afirmó el responsable policial de Burgenland durante una concurrida rueda de prensa realizada en Einsenstadt. "Creemos que los refugiados murieron unas 48 horas antes de que fueran descubiertos".

Cuando las autoridades policiales del país centroeuropeo descubrieron la carga real del camión, de matrícula húngara, pusieron en marcha una batida policial para tratar de ubicar al conductor y al resto de responsables del drama. Tras dictar cuatro órdenes internacionales de captura, la policía húngara detuvo a siete sospechosos. Tres de ellos fueron fueron puestos en libertad y otros cuatro —tres de nacionalidad búlgara y un afgano— permanecen encarcelados en Viena.

"Estamos casi seguros de que estas personas están relacionadas con el camión y que pertenecen a una organización criminal", señaló el comisario Doskosil, quien no dio detalles sobre la identidad de los detenidos. "Es posible que pertenezcan a un grupo de contrabandistas, búlgaro-húngaro", añadió.

El macabro hallazgo eclipsó la cumbre de los países balcánicos en Viena, a la que asistieron representantes de la Comisión Europea, Italia, Austria y Alemania, en la que se trataban de encontrar soluciones para el problema migratorio. La canciller germana, Angela Merkel, admitió que el drama había "consternado" a todos los participantes de dicha reunión. "Eran personas que estaban en camino para buscar más seguridad y protección y en el intento han sufrido una muerte trágica. Es una advertencia para Europa que debe abordar el problema de migración de forma rápida y con un espíritu de solidaridad para encontrar soluciones", añadió. "Mi firme convicción es que Europa, como un continente rico, puede hacer frente a este problema".

Este viernes, un portavoz de la canciller ha recalcado que el Gobierno alemán esperaba que en toda Europa se adoptaran medidas categóricas para combatir a las bandas de traficantes de seres humanos y que son particularmente activos en la llamada "ruta de los Balcanes". "Tal grado de sufrimiento lo deja a uno sin palabras", ha añadido Seibert. "El Gobierno federal espera que los responsables sean llevados ante la justicia. Los contrabandistas son personas inescrupulosas para quienes la vida humana no tiene valor, pero se enriquecen con ellas".

La ONU pide intensificar la lucha contra las mafias

La Organización de Naciones Unidas (ONU) ha señalado este viernes que espera que la tragedia de Austria sirva para que Europa aúne fuerzas contra el tráfico de personas y en favor de la protección de las víctimas. "Esta tragedia demuestra la crueldad de los traficantes de personas, que han expandido su negocio desde el Mediterráneo a las carreteras de Europa", ha señalado la portavoz de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Melissa Fleming.

Por otro lado, en España, el secretario de Estado para la UE, Fernando Eguidazu, ha asegurado este viernes en Santander que "la inmigración tiene un componente de tragedia humana que es lo que en estos momentos nos agobia a todos, pero es un problema que hay que abordar con la cabeza fría", informa Sergio Lillo. Sobre la situación límite que se vive estos días en Hungría y en los países Balcánicos, Eguidazu ha apelado a "garantizar un mínimo de supervivencia a los que llegan". "No se les puede tener recorriendo los caminos de esa forma", ha sentenciado.

Más información