Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

350.000 migrantes han cruzado el Mediterráneo en lo que va de año

La cifra es un 60% a la registrada en todo 2014 y los muertos sobrepasan los 2.600

Un niño sube el martes a un barco de rescate frente a Libia. AP

Las tensiones en la vecindad sur de Europa han disparado las llegadas a través del Mediterráneo. En lo que va de año, 351.314 personas han arribado a las costas comunitarias, principalmente griegas e italianas, según cifras difundidas este martes por la Organización Internacional para las Migraciones. Se trata de una cantidad equivalente a toda la población de la provincia de Salamanca y representa un aumento del 60% sobre las llegadas registradas en todo 2014, que sumaron 219.000. El flujo entre enero y agosto de este año supone, además, el mayor anotado por esta organización, que recopila datos desde 2008, según explica un portavoz. Ni siquiera la fase de inestabilidad que siguió a la primavera árabe, iniciada en 2011, provocó tales cifras.

El grueso de las entradas (234.778) se produjeron a través de Grecia. Italia, el país más activo en alertar de la dimensión europea del fenómeno, recibió 114.276 llegadas irregulares en ocho meses. A mucha distancia, España, con 2.166, y Malta, con 94, también han hecho frente al tráfico de migrantes a través del Mediterráneo. Son estimaciones basadas en los datos que ofrecen los diferentes países y las oficinas de esta organización, que trabaja con Gobiernos y ONG.

Los sirios constituyen el grupo más numeroso de los desembarcados en el sur de Europa, especialmente en Grecia (88.204). Les siguen, de lejos, los afganos (32.414). Eritreos y nigerianos son las nacionalidades más comunes entre los llegados a Italia.

Además de las llegadas, la Organización Internacional para las Migraciones incluye en su informe cifras sobre las muertes en el Mediterráneo, muy difíciles de cuantificar. En lo que va de año, 2.643 migrantes han perdido la vida al intentar alcanzar Europa, según estas estimaciones. La cifra es muy similar a la del mismo periodo de 2014, a pesar del enorme incremento en las entradas. El refuerzo de la vigilancia en el Mediterráneo que la UE acordó el pasado abril tras el naufragio de un barco en las costas italianas explica en buena medida la contención de los fallecimientos. Como consecuencia de esa tragedia, abril concentró la mitad (1.265) de todas las muertes de este año.

Más información