Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Cifras y gráficos para entender la crisis migratoria en Europa

Casi medio millón de personas han entrado irregularmente por el Mediterráneo este año

Un grupo de migrantes tras cruzar a Croacia desde Serbia este jueves. Getty Images

Casi medio millón de personas han entrado irregularmente en la Unión Europea desde el pasado enero en lo que supone un importante aumento respecto a años anteriores. Esa creciente afluencia de refugiados que huyen de guerras y, en menor medida, de inmigrantes que buscan una vida mejor, ha generado una crisis migratoria que la Unión Europea intenta afrontar con medidas como el reparto de refugiados para aliviar a Grecia e Italia, los principales puntos de entrada, o con ayudas económicas a los países vecinos de Siria.

Más de la mitad de los que han arribado desde enero proceden de Siria, sumido en una devastadora guerra civil desde 2011. Eritrea, con uno de los regímenes más opresores del mundo, y Afganistán, inmerso en una guerra que dura más de una década, son los países de origen de quienes llegan en patera por el Mediterráneo.

El aumento de llegadas se ha traducido en un incremento de las solicitudes de asilo en los Veintiocho. Alemania, que junto a Suecia otorga sistemáticamente refugio desde hace tiempo a los sirios, es el país que más peticiones ha recibido en lo que va de año. Pero Hungría, Suecia y Austria son, no obstante, los que tienen más solicitudes por cada 100.000 habitantes.

El Estatuto del Refugiado aprobado por la ONU en 1951, para proteger a los europeos tras la Segunda Guerra Mundial, fue modificado en 1967 para ampliarse a los perseguidos del resto del mundo. Tienen derecho al asilo las personas que tienen "fundados temores de ser perseguidas por motivos de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un determinado grupo social u opiniones políticas”, según el estatuto. Los inmigrantes se distinguen de los refugiados en que no tienen esa protección legal. La UE pretende acelerar los procedimientos para distinguir a los que pertenecen a uno y otro colectivo para acoger a los asilados y expulsar a los inmigrantes.

La Unión Europea ha aprobado, tras el agravamiento de la crisis migratoria, el reparto de 160.000 refugiados que ya han llegado a Grecia e Italia con el fin de aliviar a estos países, donde finalizan las rutas de llegada más utilizadas. Tras meses de un debate que ha reabierto la brecha Este-Oeste, los países han aprobado distribuir en los próximos dos años dos contingentes, de 40.000 (adjudicados antes del verano) y 120.000 personas (66.000 de ellos han sido adjudicados esta semana y 54.000 quedan pendientes). Ninguno de los refugiados ha sido reubicado por el momento.

Las sirios que llegan a Europa son una parte de los 12 millones que han tenido que abandonar sus casas por la guerra, que dura ya cuatro años. De los cuatro millones que han cruzado la frontera, y son por tanto refugiados, la mayoría está en Turquía, Líbano y Jordania.

Más información