Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Un polémico exgobernador es el cónsul mexicano en Barcelona

Fidel Herrera dirigió Veracruz, uno de los estados más violentos y endeudados de México

El exgobernador mexicano Fidel Herrera.

El presidente mexicano Enrique Peña Nieto ha nombrado a Fidel Herrera, exgobernador de Veracruz (uno de los más violentos y endeudados del país), como el nuevo cónsul de México en Barcelona. El nombramiento ha sido inusual: el mandatario ha elegido otorgarle el cargo “por carrera” en lugar de “general” para evitar que el Senado ratificara su decisión.

El político, quien al igual que el mandatario mexicano milita en el Partido Revolucionario Institucional (PRI), es uno de los funcionarios más polémicos de México. Su administración, que terminó en 2010, gastó tal cantidad de dinero público que convirtió a Veracruz en el tercer estado más endeudado del país. Veracruz, además, es uno de los nueve estados mexicanos donde el PRI nunca ha perdido una elección. 

Durante su Gobierno, además, la región que bordea al golfo de México se convirtió en una de las más peligrosas: la cifra de secuestros, extorsiones y desapariciones se disparó. Lo han señalado también por mantener supuestos vínculos con el narcotráfico. Herrera apareció en una foto con Francisco Pancho Colorado, un empresario preso desde hace tres años en EE UU acusado de lavar dinero para los Zetas. El nuevo cónsul afirmó que se había reunido con Colorado cuando este era dueño de la empresa ADT Petroservicios y que su conversación se limitó a asuntos comerciales.

El consulado mexicano en Barcelona es uno de los más importantes para México fuera de los que mantiene en Estados Unidos. Herrera, que carece de experiencia diplomática, será el encargado de gestionar los intereses de los mexicanos en Cataluña que, además, atraviesa un proceso soberanista que ha desafiado su encaje en España.

Fidel Herrera, que gobernó Veracruz de 2004 a 2010, ha sido acusado de corrupción y supuestos vínculos con el narcotráfico

Pese a que dejó el cargo de gobernador en 2010, Herrera no ha permanecido alejado de la política. Antes de ser nombrado cónsul, fue el delegado del PRI en las elecciones de junio pasado en Oaxaca, uno de los estados mexicanos más pobres del país, y donde su partido se llevó siete de los once escaños que se disputaban. Su hijo Javier es diputado federal.

Herrera aseguró que su partida no es definitiva. “Hoy existen la Blackberry y el WhatsApp, la aldea global me permite estar conectado. Yo regresaré cuando sea necesario, cuando la cancillería o el presidente me lo requieran, cuando haya que ver a la familia”, afirmó en una entrevista radiofónica. Antes de marcharse a Barcelona, envió un último mensaje a sus paisanos: “Yo solo quiero que le vaya bien a Veracruz”.

Sí, es una realidad. Hemos sido notificados en lo personal que el Gobierno de España y el propio de Cataluña han hecho...

Posted by Fidel Herrera Beltrán on Miércoles, 14 de octubre de 2015