Selecciona Edición
Iniciar sesión

El fiscal del proceso contra López huye de Venezuela y denuncia una farsa

Un vídeo difundido en Internet el viernes mostró a Franklin Nieves reconociendo que había contribuido a defender pruebas falsas durante el juicio contra el opositor por presiones del Gobierno

La huida de Venezuela del fiscal del caso contra el líder opositor Leopoldo López —condenado a 13 años de prisión— conmocionó este sábado el país. El viernes en la noche, un vídeo difundido en Internet por el portal de noticias La Patilla mostró a Franklin Nieves reconociendo que había contribuido a defender pruebas falsas durante el juicio contra López —en la cárcel por instigación, asociación para delinquir y daño por incendio—. En la grabación asegura que lo hizo por “la presión del Ejecutivo Nacional y de mis superiores”.

Aunque los medios oficiales y mucha de la prensa comercial, controlada por editores cercanos al régimen, todavía pasaban por alto la noticia el sábado, la conmoción se hacía evidente en las redes sociales, donde no se hablaba de otra cosa.

“El fiscal del caso de Leopoldo López evidencia una vez más la ilegalidad de su condena, es el resultado de un fraude procesal”, afirmó en su cuenta de Twitter Juan Carlos Gutiérrez, cabeza del equipo de abogados que defendió a López. “La condena debe ser revocada y tiene que ser inmediatamente liberado”. Gutiérrez presentó un recurso contra el fallo en la Corte de Apelaciones, que se espera dé su veredicto mañana.

“Que un fiscal haya tenido que huir del país para poder hablar, muestra el estado de nuestra democracia”, valoró por su parte la madre de López, Antonieta Mendoza, una de las principales portavoces de la campaña por la liberación del exalcalde del municipio caraqueño de Chacao y dirigente del partido Voluntad Popular (VP).

Golpe al proceso

Aunque desde el jueves se rumoreaba que Nieves había huido con su familia a la vecina isla de Aruba —una excolonia holandesa a 25 kilómetros al norte de la costa occidental de Venezuela—, la grabación de casi cuatro minutos de duración confirmó que el veterano funcionario del Ministerio Público viajó con propósitos distintos a las vacaciones. Diversas fuentes aseguraban el sábado que Nieves continuó su itinerario desde Aruba a Estados Unidos, donde se propondría dar testimonio ante autoridades de las agencias de seguridad norteamericanas.

Si bien los medios informativos del Gobierno ni siquiera registraron el hecho al menos hasta el sábado por la tarde en Venezuela, el propio Nieves advertía en el vídeo: “A partir de este momento van a escuchar descalificaciones e injurias en mi contra” y contra el riesgo de que se vayan a sembrar “pruebas falsas, no ahora contra Leopoldo López, sino en contra de mi persona”.

Junto a sus colegas Narda Sanabria y José Gregorio Foti, Nieves estuvo a cargo de la acusación en el proceso contra López, que transcurrió desde julio de 2014 a septiembre del presente año en el Tribunal 28 de Caracas, de la jueza Susana Barreiro.

Se le reconoce como un profesional de larga trayectoria de cuyo espíritu independiente dan fe actuaciones como la imputación en 2009 contra Lina Ron, una importante dirigente de los grupos de base del chavismo, hoy fallecida. Rumores en el Palacio de Justicia de Caracas aseguraban en su momento que Nieves habría accedido de mala gana a participar en el juicio a López a cambio, entre otros beneficios, de obtener su retiro.

En el vídeo Nieves anticipa: “Pronto voy a estar diciendo toda la verdad” acerca de lo que habría ocurrido entre bambalinas “antes, durante y después” del juicio. La huida de Nieves representa un impacto en la línea de flotación de un proceso que estuvo plagado de irregularidades procesales, en su oportunidad denunciadas por los abogados de López, y para el que el Gobierno de Nicolás Maduro empeñó buena parte de su capital político y credibilidad.

Crece la lista de informadores de Washington

El fiscal venezolano Franklin Nieves se suma al grupo de exfuncionarios del Estado que estarían informando a las agencias de seguridad y fiscalías de Estados Unidos que investigan al régimen chavista. Pese al hermetismo de las autoridades, los nombres de varios de estos venezolanos que colaboran con Washington han trascendido. El primero fue en 2012. Fue Eladio Aponte Aponte, exfiscal militar y magistrado de la Corte Suprema de Justicia.

En 2014 se supo que Leamsy Salazar, un oficial de la Armada que pertenecía al entorno de seguridad del fallecido presidente Hugo Chávez y del actual número dos del oficialismo, Diosdado Cabello, voló de España a Washington para declarar ante agentes de EE UU. Antes, el exministro de Finanzas y exgobernador del Estado de Aragua, Rafael Isea, hizo lo propio. Ahora reside en Maryland, a las afueras de Washington.

El pasado martes, The Wall Street Journal reveló que al menos media docena de exejecutivos de la petrolera Pdvsa colaboran en las investigaciones que fiscales norteamericanos adelantan por corrupción en la estatal venezolana.