Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El pacto contra el cambio climático encalla en la financiación

Los negociadores han dejado muchos puntos en el aire que se tendrán que cerrar en París

Letrero anunciando la próxima conferencia sobre el cámbio climático "París2015" en Bonn (Alemania), el 20 de Octubre 2015. EFE

El pacto para atajar el cambio climático que debe firmarse en diciembre en París se complica. La semana pasada los negociadores de los 196 países que estarán presentes en la cumbre cerraron un borrador de acuerdo demasiado abierto. A la reunión de Bonn, donde se elaboró el documento, se llegó con un texto de unas 20 páginas. Se salió de allí con 55. Muchos puntos, principalmente sobre financiación, siguen en el aire. "Hay inquietud", resume Teresa Ribera, directora del Instituto de Desarrollo Sostenible y Relaciones Internacionales de París.

Valvanera Ulargui, directora de la Oficina Española de Cambio Climático, reconoce que la negociación de Bonn fue "difícil". Pero destaca que en el borrador se recogen ya "las posiciones de todos los países". Según su interpretación, el texto de 20 páginas "estaba cojo". Por ejemplo, no incluía la reivindicación europea para que los compromisos de reducción de gases de efecto invernadero —responsables del cambio climático— se revisen al alza cada cinco años.

Emisiones

"Se avanzó menos de lo necesario", resume Tatiana Nuño, responsable de Energía y Cambio Climático de Greenpeace España. "París va a ser muy intenso para cerrar el texto", añade. Aunque antes de la cita de la capital francesa está previsto un gran encuentro ministerial, el documento final se tendrá que cerrar durante la cumbre, que arranca el 30 de noviembre. Tanto Ribera como Nuño destacan que el borrador recoja el final de la economía basada en las energías fósiles. Pero esto hace que los países más dependientes de estas fuentes "sigan bloqueando" la negociación, según Nuño. Eso sí, Ribera resalta que, pase lo que pase en París, las acciones contra el cambio climático no se detendrán. "Lo que nos jugamos en París es que esas acciones sean coordinadas", añade.

De momento, 154 países han presentado ya ante la ONU compromisos voluntarios de reducción de gases de efecto invernadero. Representan el 90% de las emisiones del mundo, según la Agencia Internacional de la Energía (IEA). El objetivo marcado desde el ámbito científico es limitar el aumento de la temperatura a final de siglo a los dos grados. La IEA sostiene que los compromisos puestos sobre la mesa ahora son insuficientes; calcula que, con esas aportaciones, la temperatura aumentará 2,7 grados en 2100.

Más información