Selecciona Edición
Iniciar sesión

Los franceses son los más reacios de Europa occidental a acoger refugiados

Una encuesta demuestra que los alemanes endurecen sus posiciones ante los migrantes

La policía francesa desaloja a un grupo de refugiados de un colegio en París, el 23 de octubre de 2015. REUTERS

La sensibilidad de los ciudadanos europeos ante la actual oleada migratoria es muy diferente entre unos países y otros y, sobre todo, entre los votantes de la derecha y la izquierda. Algunos mitos han caído. El país de la tierra de asilo, Francia, es el más reacio a acoger migrantes y el que propone las medidas más duras para frenar su llegada. En Alemania, la opinión pública está endureciendo sus posiciones a gran velocidad y, sobre todo, en contra de toda lógica aparente, entre los simpatizantes de izquierdas. Los españoles son los menos partidarios de reforzar fronteras y la lucha contra los clandestinos.

Son esas algunas de las conclusiones de una macroencuesta realizada por el IFOP (Instituto Francés de Opinión Pública) en siete países europeos (Alemania, Francia, Italia, Reino Unido, España, Holanda y Dinamarca) entre el 16 y el 22 de septiembre por encargo de la Fundación Jean Jaurès, próxima a los socialistas, y de la Fundación Europea de Estudios Progresistas. La muestra fue de un millar de personas en cada país. Salvo en Francia, los ciudadanos de esos países prefieren como primera opción para abordar el problema que Europa invierta en el desarrollo de los países del sur del Mediterráneo para que los migrantes se queden allí.

Esa es la opinión del 55% de los alemanes. O del 45% de los españoles. Pero solo la del 29% de franceses, que cierra el listado. Como también figura en último lugar a la hora de apostar por programas de ayuda y acogida a refugiados (solo el 12%). Francia, por el contrario, encabeza la relación de países que prefieren como primera opción el refuerzo de fronteras (30% de ciudadanos, frente a solo el 8% de españoles) o la intervención militar en Siria (29%).

Las opiniones públicas de esos siete países se muestran muy divididas sobre el reparto de migrantes por cuotas. Son los países que más refugiados reciben los más partidarios del reparto: Alemania apoya con el 79%, e Italia, con el 77%. En España también lo apoya el 67%. Francia, nuevamente, es uno de los países que menos partidario (46%), solo superado por Reino Unido (44%).

En Alemania, se repitió el ejercicio tres semanas después con 700 encuestados al observar que la opinión pública estaba cambiando hacia posiciones más duras. En el país más expuesto por la oleada migratoria, puesto que una mayoría de refugiados lo tienen como destino, en solo tres semanas ha bajado en cuatro puntos –del 79% al 74%– el porcentaje de los favorables a la acogida.

En España, llegan al 81% los simpatizantes de izquierda favorables a la acogida, frente al 51% entre los de la derecha

Aunque la cifra sigue siendo elevada, hay “varios indicadores que convergen en el sentido de un endurecimiento de la opinión pública sobre este asunto tan sensible”, dicen los autores del estudio. Ha bajado en 10 puntos (del 69% al 59%) quienes piensan que su país tiene medios suficientes para afrontar esta crisis. Y también diez puntos entre quienes creen que es una oportunidad para estimular la economía. Suben 11 puntos, por el contrario, quienes piensan que ya hay demasiados extranjeros en Alemania (del 33% al 44%).

Extrañamente, es el electorado de izquierdas el que más se desliza en ese terreno: el de derechas solo bajado tres puntos (ahora en 68%) cuando se le pregunta si Alemania tiene medios para asimilar esta oleada, pero llega a 12 de bajada (pese todo, aún el 75%) entre los simpatizantes de la izquierda. Y solo ha subido un punto entre los democristianos (del 35% al 36%) cuando se les pregunta si ya hay demasiados extranjeros. En la izquierda, el aumento ha sido de 14 puntos (ahora el 32%).

Otro indicador del endurecimiento rápido en la opinión pública alemana: son ya el 80% (8 puntos más) los que desean que se queden solo unos meses o unos años. Y sube también siete puntos los que prefieren reforzar fronteras y combatir a los clandestinos, aunque la opción preferida es ayudar a los países de origen.

La diferencia entre izquierda y derecha es muy clara en todos los países. En España, por ejemplo, llegan al 81% los simpatizantes de izquierda favorables a la acogida, frente al 51% entre los de la derecha. En Francia, la diferencia es de 41 puntos porcentuales (70% frente al 29%). En Alemania, las diferencias no son tan altas porque en la derecha ha calado el discurso proclive a la acogida de la canciller Angela Merkel.

Como ha calado, por el contrario, el miedo a que entre los refugiados se escondan terroristas, aunque no se ha descubierto ni un solo caso. Tienen ese temor el 85% de holandeses, el 69% de españoles y franceses o el 66% de daneses. Y como hay consenso en que una acogida masiva de refugiados actúe como efecto llamada para ciudadanos de África, Siria, Irak o Afganistán: 80% en Reino Unido, 79% en Francia, 78% en Italia o 68% en Alemania y España.

Hoy, y pese a los cambios en Alemania, los europeos son más proclives a la acogida de refugiados que hace tres meses. La clave fue la difusión de la foto del niño Aylan Kurdi ahogado en una playa de Turquía. “Desempeñó un papel incontestable en ese cambio de opinión”, aseguran los encuestadores. Entre julio y finales de septiembre, en Alemania y Francia subió en diez puntos porcentuales el número de ciudadanos favorables a la acogida.

Más información