Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Un español y una hispanomexicana, entre los muertos en la sala Bataclan

Fuentes del Gobierno confirman que Juan Alberto González está entre los fallecidos

Juan Alberto González, desaparecido en el ataque en la sala Bataclan. VÍDEO: ATLAS

Juan Alberto González Garrido, de 29 años, se encuentra entre los asesinados por los terroristas que atacaron el viernes la parisina sala de conciertos Bataclan, según confirmaron este sábado fuentes de La Moncloa. La esposa de este español de origen granadino relató a sus familiares que, cuando entró la policía en el edificio, él cayó al suelo, aunque no sabía en ese momento si herido por una bala. La noche de este sábado aún no se ha confirmado la causa de la muerte. También ha fallecido en la sala de conciertos una mujer con doble nacionalidad hispanomexicana.

Juan Alberto González y su esposa, Ángela Reina, ambos ingenieros de profesión, vivían en la capital francesa desde hace dos años. La pareja, que se había casado este verano y no tenía hijos, asistía en la sala Bataclan al concierto de la banda de rock Eagles of Death Metal. Según el relato de Ángela Reina, de 33 años, tras desplomarse su marido al suelo, vio cómo lo metían en una ambulancia. Entonces le perdió la pista. Así que ella, junto a otros familiares que se desplazaron inmediatamente a París, empezaron a buscarlo por los hospitales durante horas, hasta que las autoridades francesas confirmaron a España que se encontraba entre los fallecidos.

Antes, a primera hora de la mañana, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, había afirmado que no le constaban fallecidos españoles, solo “un herido leve”. Pero, posteriormente, el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, matizó las declaraciones del jefe del Ejecutivo y explicó que se estaba buscando a un compatriota con lesiones y que se encontraba ilocalizable.

A esa hora, los familiares de la pareja ya se habían trasladado hasta la capital francesa para intentar obtener información. La madre de Juan Alberto González había llamado a varios centros de emergencias de París y había acudido al hospital la Sainte-Petrière, donde le dijeron que no se encontraba ingresado. Muy afectada, pidió ayuda a los medios para localizar a su hijo. “Vamos a procurar a la familia el máximo apoyo y protección en estos momentos tan dolorosos”, comentó más tarde la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, tras confirmar el fallecimiento.

Cinco desaparecidos

La Embajada francesa informó de que otro español se encontraba entre los heridos. Iván García, de 39 años, viajó desde Madrid para reunirse con tres españoles residentes en París. Los cuatro asistieron al concierto en Bataclan. Cuando los terroristas irrumpieron en el local sobre las 21.30, se produjeron varias avalanchas en el edificio que le causaron a García magulladuras en distintas partes del cuerpo y heridas en una pierna. Permaneció dentro de la sala hasta pasada la medianoche, cuando pudo salir y ponerse en contacto con sus familiares. Fue atendido por los psicólogos de los servicios de emergencia que atendieron a los supervivientes. Las autoridades españolas buscaban en la tarde de este sábado a otros cinco españoles, a los que no conseguían localizar.

Dos tunecinas y un abogado que iban a un cumpleaños

Pocos nombres de los fallecidos en los ataques trascendieron en Francia, un país muy cauto con esta información. Entre las víctimas confirmadas está el abogado francés Valentin Ribet, de 26 años, que se encontraba en la sala Bataclan. Su nombre trascendió por las condolencias hechas públicas por la escuela universitaria británica London School of Economics, donde se graduó en Derecho Comercial Internacional en 2014. Trabajaba en París con el reputado abogado Antonin Lévy, hijo del filósofo Bernard Henri Lévy.

Entre los fallecidos en el ataque al Estadio de Francia se encuentra también un portugués de 63 años residente en París. Además, han muerto dos hermanas tunecinas, de 34 y 35 años, que vivían en la región de Creusot, en el centro-este. Las dos mujeres estaban en París para celebrar el cumpleaños de una amiga, según confirmó un responsable tunecino a la agencia France Presse.

Más información