Selecciona Edición
Iniciar sesión

El asalto a un hotel de Malí acaba con la muerte de 27 rehenes

Un grupo yihadista próximo a Al Qaeda se atribuye el ataque en Bamako

Tropas malieneses toman posiciones fuera del hotel asaltado en Bamako. EL PAÍS VÍDEO / Foto: AFP

Al menos 27 personas han muerto este viernes en Bamako, la capital de Malí, en el asalto perpetrado por un grupo de hombres armados al hotel Radisson Blu, según la misión de Naciones Unidas en Malí. El Gobierno solo informa de 22 rehenes muertos y dos terroristas abatidos. Varios asaltantes irrumpieron esta mañana en el establecimiento y mantuvieron retenidas durante varias horas a unas 170 personas —unos 140 clientes y 30 trabajadores—. El ministerio del Interior de Malí ha anunciado que ya no hay rehenes en el hotel.

Un grupo yihadista afiliado a Al Qaeda, Al-Mourabioun, ha asumido la autoría del ataque, informa Reuters. El grupo está asentado en el norte de Malí y está formado fundamentalmente por tuaregs y árabes. Han anunciado su implicación en el ataque en un mensaje publicado en Twitter. El mensaje aún está pendiente de verificación.

El asalto ha comenzado a primera hora de la mañana, cuando al menos dos individuos, que accedieron hasta la zona de seguridad del establecimiento en un vehículo con placa diplomática, abrieron fuego contra los vigilantes que se encontraban junto a la puerta. Las personas liberadas estaban siendo concentradas en un pabellón deportivo situado en el mismo barrio, ACI 2000, a unos 500 metros del establecimiento hotelero. "Veo llegar ciudadanos alemanes, franceses, chinos, indios, de muchas nacionalidades", aseguraba Bacary Diouara, que se encontraba a pocos metros del citado pabellón. Mientras tanto, el asalto al interior del hotel por parte de las fuerzas especiales malienses se encontraba en curso. "Están haciéndose con el control de la situación piso a piso”, afirmaron fuentes del Gobierno.

Entre las víctimas del ataque está un funcionario del Gobierno belga, según informa en la cuenta de Twitter del Parlamento belga.

El asalto se produce un día después de que el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, se mostrara dispuesto a que España releve y tome el mando que ahora asumen las tropas francesas en varios frentes en África, en concreto en la zona del Sahel. Defensa ya está trabajando en un plan para aportar más tropas en distintos países africanos, aunque la prioridad de las misiones se volcará en reforzar la presencia en Malí y República Centroafricana, así como el apoyo que se da a esas dos misiones desde Senegal. España tiene ahora mismo desplegados en Malí a 110 militares, de los cuales un centenar está en Kulikoro y 10, en Bamako. Ninguno de ellos se encontraba en el hotel atacado, según el Ministerio de Defensa.

Rajoy aún no ha recibido la petición expresa del presidente francés, François Hollande, ni se lo ha comunicado a los líderes de los demás partidos políticos. Un mayor despliegue español permitiría al Ejército francés concentrar sus recursos en la ofensiva en Siria, después de que el presidente francés declarara la guerra al Estado Islámico, tras los atentados del pasado viernes en París, en los que perdieron la vida 129 personas.

Los atacantes de Bamako han gritado "¡Alá es grande!", han asegurado a Reuters fuentes de seguridad, que han atribuido el asalto a un grupo de yihadistas y han indicado que, antes de que se produjera la operación de las fuerzas malienses, los asaltantes liberaron a algunos rehenes, incluyendo a aquellos que eran capaces de recitar versos del Corán. Se desconoce la identidad de los atacantes o el grupo al que pertenecen. Al menos dos guardias de seguridad han sido heridos, informa Reuters.

Hombres armados en las inmediaciones del hotel Radisson asaltado este viernes en Bamako (Malí). Vídeo: Reuters Live / Foto: AFP

Un famoso cantante guineano que estaba entre los 170 rehenes ha asegurado a la agencia Reuters que escuchó cómo los asaltantes hablaban inglés en la habitación de al lado. "Les escuché decir: '¿Lo cargaste?', 'Vamos allá", ha indicado Sékouba Bambino Diabate, que fue liberado por las fuerzas de seguridad malienses. "No pude verlos porque estas situaciones son complicadas", ha añadido

La agencia estatal china Xinhua ha señalado que entre los rehenes había al menos siete de sus ciudadanos. Entre las personas retenidas en el hotel había seis trabajadores de las aerolíneas turcas y otras 20 procedentes de India, según ha indicado un portavoz del Ministerio de Exteriores de dicho país. 

Una fuente cercana al presidente francés, François Hollande, ha precisado que también había ciudadanos franceses entre los rehenes. La compañía Air France ha informado de que doce de sus trabajadores, que se estaban hospedando en el hotel, ya se encuentran en lugar seguro. Las autoridades francesas han pedido esta mañana a sus nacionales que están en Bamako que no salieran de sus casas y cerraron tanto el colegio como el liceo francés de la capital de Malí, informa Efe.

La policía asiste a un rehén, tras dejar el hotel. AP

Numerosos vecinos del barrio ACI 2000, que concentra embajadas, hoteles y edificios oficiales de la Administración, aseguran haber escuchado ráfagas de disparos en el interior del hotel, así como al menos una explosión. El Ejército y la gendarmería, apoyados por soldados franceses de la operación Barkhane y por efectivos de la Misión de Naciones Unidas (MINUSMA), se desplazaron hasta el lugar y crearon un perímetro de seguridad en torno al hotel.

El hotel Radisson es muy utilizado por personal de aerolíneas, turistas y diplomáticos, pero además es el lugar donde se están alojando estos días los cabecillas de varios grupos armados que operan en el norte del país y que están discutiendo en Bamako el desarrollo del acuerdo de paz firmado el pasado mes de junio. Algunas fuentes aseguran que los disparos en el interior del hotel procedían de la séptima planta. El establecimiento cuenta con 190 habitaciones.

La ciudad de Bamako sólo había sufrido un atentado terrorista en los últimos años, el que tuvo lugar hace ocho meses en el bar La Terrasse, en pleno centro, en el que fallecieron cinco personas. Sin embargo, las fuerzas de seguridad aseguran haber desactivado varios intentos de atentados en los últimos meses, por lo que se encontraban en situación de alerta.

Exteriores confirma que había un español entre los 170 rehenes y que se encuentra en buen estado, según han conprobado "personalmente"

En concreto, el grupo terrorista que se había mostrado más activo en los últimos meses es el Frente de Liberación de Macina, una secta yihadista dirigida por un predicador radical de la zona de Mopti que llevó a cabo el ataque con toma de rehenes en un hotel de Sevaré, en el centro del país, el pasado mes de agosto y que ha protagonizado ataques en puntos próximos a la frontera entre Malí y Burkina Faso en los últimos meses.

El ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha confirmado tras el fin del asalto que no hay víctimas españolas. La embajada de España en Malí afirmaban por la mañana que no tenía constancia de que hubiese españoles afectados en el ataque al hotel Radisson de la capital del país, Bamako, en el que varios hombres armados mantenían secuestradas a varias personas. Posteriormente, según recalca Efe, Exteriores ha recalcado que había un ciudadano español entre los 170 rehenes y que se encuentra en buen estado, según han conprobado "personalmente" efectivos de los servicios diplomáticos.

Fuentes del Ministerio de Exteriores aseguran que la Embajada española en Malí está en contacto con las autoridades locales para hacer un seguimiento a la situación. La Embajada ha recomendado en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter no circular por Bamako en estos momentos, tras la "explosión y tiros" registrados en el hotel.

Más información