Selecciona Edición
Iniciar sesión

La ONU llama a combatir al ISIS “con todas las medidas necesarias”

El texto, impulsado por Francia, no invoca el artículo que autoriza el uso de la fuerza

Vista general del Consejo de Seguridad de la ONU.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas aprobó este viernes por unanimidad una resolución impulsada por Francia que reclama a los países “todas las medidas necesarias” para combatir al autodenominado Estado Islámico (ISIS) y los grupos vinculados a Al-Qaeda. Los graves atentados perpetrados en París hace una semana han marcado un punto de inflexión en la estrategia internacional y han alumbrado el primer texto del Consejo aprobado específicamente contra este grupo terrorista. Aunque no invoca el capítulo 7 de la Carta de Naciones Unidas, que es el que daría base legal para el uso de la fuerza, la diplomacia francesa valora el apoyo político que supone para su campaña de respuesta al yihadismo.

La resolución se debatió en un día marcado por el secuestro yihadista en Mali y salió adelante incluso con el apoyo incluso de Rusia, que ha puesto muchas pegas a otras medidas sobre Siria debatidas en el Consejo de Seguridad. Sí había apoyado algunas resoluciones sobre con el uso de armas químicas o de carácter humanitario.

El texto insta a los países miembros a tomar “todas las medidas necesarias” en cumplimiento con las leyes internacionales y las zonas controladas por los terroristas en Siria e Irak, para “redoblar y coordinar sus esfuerzos para prevenir y sofocar actos terroristas cometidos específicamente por el ISIS, también conocidos como Daesh y Frente Al Nusra, y otros grupos, individuos y entidades asociados a Al Qaeda y por otros grupos terroristas”.

El texto votado

“Condena en sus términos más fuertes los abusos continuos, extendidos y sistemáticos de los derechos humanos y las leyes humanitarias, así como los actos bárbaros de destrucción y saqueo del legado cultural llevado a cabo por el ISIS [el Estado Islámico], también conocido como Daesh”.

“Llama a los Estados miembros que tienen capacidad a tomar todas las medidas necesarias, en cumplimiento con la legislación internacional, en particular con la humanitaria y de refugiados, en los territorios bajo el control de ISIS, en Siria e Irak, a redoblar y coordinar sus esfuerzos para prevenir y aplacar los actos terroristas cometidos específicamente por [el] ISIS, también conocido como Daesh, así como el Frente Al Nusra y todos los individuos, grupos y entidades asociadas a Al Qaeda y otros grupos terroristas, como [los] designa el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas”.

El ISIS, advierte la resolución, tiene la “capacidad e intención de llevar a cabo más ataques”.Tras la votación, el embajador francés ante la ONU, François Delattre, dijo a los medios de comunicación que frente a Daesh está “la humanidad en común”. “Nosotros, los pueblos de las Naciones Unidas, tenemos el deber de defenderla”, enfatizó. En línea con la primera declaración del presidente francés, François Hollande, Delattre recalcó que el ISIS había cometido en París un "acto de guerra” y por ello Francia busca "la movilización más amplia posible" de la comunidad internacional en ese esfuerzo.

Rusia había impulsado una resolución paralela que, según AFP, promovía luchar contra el ISIS con el consentimiento de Siria, pero esa constituye la gran discrepancia internacional en cuanto a la estrategia en el país, ya que países como Francia, Reino Unido y Estados Unidos rechazan colaborar con el régimen de Bachar el Asad. En medio de estas divergencias, Rusia y China, dos miembros permanentes del Consejo de Seguridad y por tanto con derecho de veto, han bloqueado otras resoluciones.

Los atentados en París, en los que murieron 130 personas, han cambiado el escenario. Tras el atentado, Francia y Rusia bombardearon con escaso margen de horas Raqa, un feudo yihadista en Siria, y acordaron ampliar la coordinación con más países, sobre todo EE UU.

De momento, Francia también ha pedido ya la ayuda militar en el ámbito de la UE. Tras los ataques, el Gobierno apeló a una cláusula defensa colectiva por la cual “si un Estado miembro es objeto de una agresión armada en su territorio, los demás Estados miembros tendrán la obligación de prestarle ayuda y asistencia”.

La resolución de este viernes, aprobada por los 15 miembros del Consejo, describe a los yihadistas del ISIS como una “amenaza sin precedentes para la paz internacional y la seguridad” y expresa su intención de actualizar “rápidamente" la lista de sanciones con el fin de "reflejar mejor la amenaza” de Daesh. El texto también condena de forma “inequívoca” los ataques “horribles” ataques en Susa (Túnez), Ankara, Sinaí, Beirut o París y refirma que todas las medidas tomadas para combatir el terrorismo respetan la legalidad internacional, humanitaria y de los refugiados.