Selecciona Edición
Iniciar sesión

Trump quiere prohibir la entrada en EE UU de todos los musulmanes

"Hasta que entendamos la amenaza, nuestro país no puede ser víctima de horribles ataques", asegura el candidato presidencial

Donald Trump, durante la campaña. FOTO: Kevin Hagen (AP) / vídeo: Atlas

El candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos Donald Trump pidió este lunes que suspenda temporalmente, pero de manera “total y completa” la entrada de inmigrantes musulmanes al país. El magnate hizo su propuesta en un comunicado pocos días después del tiroteo que acabó con la vida de 14 personas en San Bernardino (California), considerado por el Gobierno como un acto de terrorismo.

“Hasta que no podamos determinar y comprender este problema y la amenaza que representa, nuestro país no puede seguir siendo víctima de ataques horribles de personas que sólo creen en la ‘yihad’ y que no tienen ningún sentido ni respeto a lo que significa la vida humana”, dice el comunicado firmado por Trump. Según el candidato, los musulmanes que aspiren a entrar en Estados Unidos deberán permanecer en sus países “hasta que las autoridades de nuestro país puedan averiguar lo que está pasando”.

Trump se encargó de anunciar su propuesta de manera personal a través de Twitter. “Acabo de hacer una declaración muy importante acerca de la entrada extraordinaria de odio y peligros a nuestro país”, escribió en la red social. “¡Debemos estar alerta!” El candidato ha defendido durante este último mes que el Gobierno estadounidense debe incrementar las medidas de vigilancia a la comunidad musulmana y defiende que esto se aplique a las mezquitas.

El republicano es uno de los candidatos que, especialmente tras los atentados en París el pasado día 13 de noviembre han pedido que Estados Unidos revise su política de asilo y de acogida de refugiados procedentes de regiones como la afectada por el conflicto sirio. Trump ya ha propuesto anteriormente que se prohiba la entrada de refugiados sirios -a los que ha calificado como “caballo de Troya”-, así como la creación de una base de datos que rastree las actividades de los musulmanes que ya viven en el país.

El Censo de Estados Unidos no recopila datos basados en la religión de los ciudadanos, pero las estimaciones apuntan a una población de entre dos y siete millones de personas. El porcentaje más alto supondría apenas un 2% de la población estadounidense. El Centro Pew de Investigaciones sí reveló en 2011 que el 60% de los musulmanes que viven en el país son inmigrantes y siete de cada 10 de ellos ha logrado la ciudadanía.

El ataque de la semana pasada en California puso de relieve el perfil de la comunidad musulmana y la dificultad para prevenir ataques similares. El presidente, Barack Obama, declaró este domingo en un discurso a la nación que aún se desconocen muchos detalles del ataque que llevó a cabo una pareja en San Bernardino, pero sí reafirmó que el matrimonio se habría “radicalizado” en los últimos meses.

Sin embargo, las palabras de Obama, que anunció su compromiso para intensificar la lucha de Estados Unidos contra el Estado Islámico y rechazó la islamofobia, han sido duramente criticadas por los aspirantes republicanos. Marco Rubio, senador de Florida y uno de los favoritos para hacerse con la nominación de su partido, aseguró este fin de semana que “los ciudadanos están preocupados y asustados” y tachó la conversación sobre discriminación contra los musulmanes de “cínica”. “¿Dónde están las pruebas de que tenemos un problema de discriminación en América contra los musulmanes?” preguntó.

Rubio añadió en declaraciones a la cadena FOX News que la intervención de Obama “empeoró” la situación y que los estadounidenses tienen miedo “por la creciente sensación de que tenemos un presidente completamente superado”. El aspirante conservador es uno de los políticos republicanos que ha recriminado a Obama sus declaraciones de que el avance del Estado Islámico “estaba siendo contenido” justo después de los atentados en París. “Nada de lo que ha dicho en su discurso va a calmar el miedo. Lo único que hemos oído es que va a seguir con la misma estrategia que nos ha llevado hasta aquí”, afirmó Rubio.

El senador republicano todavía no se ha pronunciado sobre las palabras de Trump, como sí ha hecho Jeb Bush, que las ha calificado de “locura”. El exgobernador de Florida y hermano del expresidente George Bush, escribió en Twitter que el plan del magnate “no es serio” y que Estados Unidos “necesita un comandante en jefe que tenga un plan serio para derrotar al terrorismo islámico radical”, y publicó un enlace a su propuesta electoral.

El Consejo de Relaciones Islámico-Estadounidenses ha lamentado, en declaraciones a la agencia Reuters que la campaña de Trump “ha entrado en el auténtico terreno del fascismo”. El candidato lidera las encuestas del Partido Republicano con 20 puntos de ventaja sobre el segundo favorito, el senador Ted Cruz, según el último sondeo de la cadena CNN. La encuesta atribuye a Trump el 36% de los votos conservadores, nueve puntos por encima de las estimaciones del mes de octubre.

Más información