Selecciona Edición
Iniciar sesión

Muere a tiros un policía en México al intentar secuestrar a un hombre

Dos policías del DF son abatidos por los guardaespaldas de un hombre al que los agentes pretendían secuestrar al salir del banco

Los dos policías abatidos en el tiroteo

Un hombre salía este lunes de un banco en el centro comercial Espacio de Interlomas —un exclusivo barrio del Estado de México, colindante al oeste con el DF— cuando dos individuos se le acercaron por la espalda y le tomaron del brazo para llevarlo a la fuerza hacia el parking. Entonces, empezó el tiroteo por los pasillos del centro comercial entre los asaltantes y los guardaespaldas del hombre que había salido del banco. Las balas rompieron los cristales de una cafetería y los secuestradores cayeron abatidos al suelo. Uno falleció de un balazo en el pecho y el otro quedó herido. Los dos asaltantes eran policías de la fiscalía del Distrito Federal.

Juan Roldán Suárez, de 43 años, falleció en el acto y Hugo Cruz, de 56, fue detenido por las autoridades. Ambos pertenecen a la Policía de Investigación de Ciudad de México, un cuerpo dependiente de la fiscalía. En el momento del asalto, llevaban encima su placa de identificación, unas esposas y las armas reglamentarias: dos pistolas escuadra de nueve milímetros con la leyenda Policía Judicial del Distrito Federal inscrita en la culata.

El hombre víctima del conato de secuestro quedó ileso y, según la versión de los testigos recogida por la prensa mexicana, fue custodiado por sus guardaespaldas hasta una camioneta.

Interlomas es una de las zonas más adineradas y exclusivas del anillo urbano del Distrito Federal

El fiscal capitalino, Rodolfo Ríos, confirmó en un comunicado que Hugo Cruz, el policía superviviente, será apartado de su cargo, y que “la falta de lealtad a la institución y a la sociedad, así como cualquier conducta ilícita, será respondida con todo el peso de la ley contra quienes resulten responsables”.

Pese a contar con su identificación y las armas reglamentarias, los agentes no estaban de servicio durante el asalto. Los dos solicitaron el día libre, lo que hace pensar a las autoridades que llevaban tiempo actuado de manera coordinada y que son los responsables de más delitos por la zona. Suárez dijo a sus superiores que estaba enfermo, mientras que Cruz estaba librando.

El barrio de Interlomas es una de las zonas más adineradas y exclusivas del anillo urbano del Distrito Federal. Lindante con otro de los barrios opulentos de la capital, Santa Fe, está copado por un área residencial, centros comerciales y oficinas de importantes empresas mexicanas e internacionales. Administrativamente, está localizado sin embargo en el Estado de México, una inmensa aglomeración urbana –más de 15 millones de habitantes- que registra el mayor número de homicidios del país: 2.269 en lo que va de año, según cifras de la Secretaría de Gobierno. 

El Estado de México funciona a su vez como un reservorio del crimen organizado a las puertas de la capital. Las fronteras entre ambas entidades -muchas veces indistinguibles entre kilométricos mantos urbanos de infraviviendas de autoconstrucción- son las zonas más calientes del Distrito Federal. La capital mexicana, considerada un oasis durante los peores años del violencia del narco, atraviesa la peor ola de homicidios en 17 años. 

El responsable de la Policía de Investigación de Ciudad de México, Raul Peralta, informó que en lo que va de año 28 agentes han sido apartados de sus funciones por comportamientos irregulares.