Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas carga contra Hungría por el trato dado a los refugiados

Las peticiones de asilo en la Unión Europea rozaron el pasado verano el medio millión

Refugiados en la frontera entre Grecia y Macedonia. Ampliar foto
Refugiados en la frontera entre Grecia y Macedonia. AFP

La Comisión Europea ha abierto un procedimiento de infracción contra Hungría por haber aprobado en septiembre una ley que permitirá meter en la cárcel hasta tres años a aquellos que entren en el país de forma ilegal. Budapest —que tiene dos meses para responder a la Comisión— lo rechaza y opina que se trata de una "venganza" por oponerse al sistema de cuotas para la distribución de solicitantes de asilo acordado por la UE. Además, Bruselas ha abierto procedimientos de infracción contra Italia, Grecia y Croacia por no cumplir con el registro y toma de huellas dactilares de todos los inmigrantes y refugiados que llegan a su país por primera vez, tal y como establecen las normas europeas. 

Los datos son especialmente llamativos para Croacia, nuevo país protagonista desde que la valla antiinmigración levantada por el Gobierno húngaro desvió a principios de otoño el flujo de refugiados a través de los Balcanes Occidentales. Zagreb ha registrado e introducido en la base de datos de la UE, Eurodac, los datos de tan solo 575 personas de las más de 340.000 que llegaron al país a partir del 16 de septiembre, según ha confirmado este jueves una portavoz de Inmigración, que se ha basado en datos de Frontex, la agencia de control y vigilancia de fronteras exteriores de la UE.

Italia y Grecia, considerados países de primera línea a la hora de recibir inmigrantes y refugiados, suspenden también en el registro y toma de huellas dactilares de recién llegados incluso a pesar de que tres de los hotspots —"puntos calientes", oficinas logísticas de la UE para el registro e identificación de inmigrantes y refugiados— que existen en toda la UE están en su territorio. Italia ha registrado a 29.000 personas de las 65.000 llegadas entre julio y noviembre mientras que Grecia, que ha solicitado más ayuda para gestionar mejor sus fronteras, ha registrado a 121.000 de 492.000.

Aumentan las solicitudes de asilo

El pasado verano las peticiones de asilo alcanzaron un nuevo récord: 413.800, según las últimas estimaciones de Eurostat, la oficina estadística de la Unión Europea (UE). Entre julio y septiembre de este 2015 se ha duplicado el número de personas que reclaman la protección internacional dentro del territorio comunitario en comparación con los que lo hicieron en primavera. En total, en los primeros nueve meses de 2015 se presentaron 812.705 solicitudes de asilo en la UE, más de la mitad de ellas durante los meses de verano, informa Reuters. En todo 2014, fueron 626.065 las personas que solicitaron acogerse a asilo en territorio de los Veintiocho.

Alemania, Hungría y Suecia son los tres países en los que se registraron más solicitudes, según la agencia estadística. Pero Finlandia esta vez es el país que más llama la atención: las solicitudes de asilo en el país nórdico aumentaron este verano (15.130) respecto a la primavera (1.605) en un 842%. En Rumania, en cambio, es en el país en el que más han descendido pasando de 375 en primavera a 270 en verano. Las autoridades magiares han acelerado los trámites de solicitudes de asilo y dan sólo tres días para apelar contra los fallos de expulsión de refugiados, informa Efe.

Cinco años de guerra civil en Siria y la extensión del autoproclamado Estado Islámico (ISIS, en sus siglas inglesas) en parte de Irak y Siria han hecho que el número de vecinos de ambos países que cruzan el Mediterráneo para pedir protección internacional en la UE "se haya triplicado", según Eurostat. El número de afganos, tercera nacionalidad que huye de la miseria y el conflicto armado, se ha duplicado.

Más información