El rector de la UNAM critica la reforma educativa de México

Enrique Graue considera insuficiente que esté concentrada en los procedimientos de contratación y supervisión de los profesores

Reclama una revisión integral del modelo educativo, incluyendo contenidos y asignaturas

Enrique Graue, en una entrevista con EL PAÍS

Enrique Graue, el nuevo rector de la UNAM, la universidad más grande de Iberoamérica y símbolo del México ilustrado, lanzó este miércoles un dardo a la reforma educativa implantada por el Gobierno de Enrique Peña Nieto. Graue consideró insuficiente que la reforma esté concentrada en los procedimientos de contratación y supervisión de los profesores, y reclamó una revisión integral del modelo educativo del país, incluyendo las materias y los contenidos que se imparten en las aulas.

“Es un primer paso pero no es una reforma educativa. Hasta este momento es una reforma en la forma de contratación de los profesores y evaluación de ellos, esperamos ver la verdadera reforma educativa pronto”, dijo al finalizar la última sesión del año del Consejo Universitario. Con el consenso de los grandes partidos, el Gobierno abrió el melón educativo en 2012. Tras una reforma constitucional, el nudo gordiano del proyecto pasa por reordenar el acceso y evaluación de los docentes. La reforma impone el concurso obligatorio, dejando atrás un modelo de plazas heredadas y control sindical producto del México clientelar anterior a la apertura democrática del 2000.

La crítica al sesgo excesivamente administrativo de la reforma es compartida por gran parte del estamento académico mexicano

“Falta reformar la educación, los modelos educativos, los contenidos, materias. Eso es lo que es una reforma educativa y está por verse”, añadió el rector de la UNAM. La crítica al sesgo excesivamente administrativo de la reforma es compartida por gran parte del estamento académico mexicano, que echa en falta una mayor profundidad en las políticas educativas. México, con la mitad de su población sumida en la pobreza y una de las brechas de desigualdad de renta más grandes de la región, es el país que menos inversión pública dedica por número de estudiante en la OCDE, al a vez que cuenta uno de los índices más bajos en la evaluación internacional PISA.

La mayor oposición a la reforma ha venido de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), una escisión del sindicato de maestros, que ha logrado durante meses sostener un pulso contra el Gobierno y provocar la suspensión de las pruebas a los maestros en Oaxaca y Michoacán, dos de los Estados más pobres del país.

La evaluación obligatoria de los docentes ha provocado fuertes enfrentamientos. Tres miembros del la CNTE están encarcelados y esta misma semana, un maestro falleció durante una protesta en Chiapas, otro de los estados con mayor oposición. El nuevo modelo, sin embargo, ya está en vigor. La Suprema Corte de Justicia de la Nación ratificó en junio la validez de los exámenes a los profesores. En respuesta a un recurso de amparo de los propios maestros el máximo tribunal de México estableció la constitucionalidad de las evaluaciones. A partir de ahora, los maestros con plaza fija que suspendan tres pruebas consecutivas serán apartados las aulas y reubicados en otro puesto de trabajo. Los docentes sin plaza fija que no pasen las evaluaciones, serán cesados.