Los talibanes matan a dos policías españoles de la Embajada en Kabul

Isidro Gabino falleció víctima del coche bomba que explotó en la puerta de la legación y, después, Jorge García Tudela murió víctima de los disparos de los dos talibanes

Mariano Rayo y el ministro de AAEE, García Margallo, hablan por teléfono. G. Lejarcegi /REUTERS LIVE

Dos policías españoles han muerto en el ataque suicida lanzado este viernes por los talibanes junto a la Embajada de España en Kabul (Afganistán). Los fallecidos son Isidro Gabino Sanmartín Hernández, destinado en la UIP (Unidad de Intervención Policial, antidisturbios), y el subinspector Jorge García Tudela, según ha informado el Ministerio del Interior.

No creo que haya que tomar más medidas de seguridad. Se han tomado todas las que se podían toma

García- Margallo

La explosión del coche bomba situado en la puerta del complejo diplomático español acabó con la vida de Isidro Gabino, que custodiaba la zona. Después, los talibanes entraron en el complejo formado por el edificio de la cancillería y dos de viviendas y en el tiroteo murió Jorge García Tudela, según ha dado a entender el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, a su llegada a Cartagena de Indias (Colombia) para participar en la cumbre ministerial iberoamericana. Margallo ha subrayado que la embajada no tenía ningún distintivo, ni bandera ni placa y ha considerado suficientes las medidas de seguridad con las que contaba, por lo que no ve necesario reforzarlas. Ha añadido que lo más urgente es repatriar los cadáveres de las dos víctimas y relevar a los restantes ocho policías, que formaban parte de un destacamento de 10 agentes, que se encuentran en estado de shock.

El Ejecutivo mantiene abierta la investigación para esclarecer todos los detalles del atentado y no descarta ninguna hipótesis. No obstante, recalca que "el objetivo del atentado no era la Embajada de España", como han indicado los terroristas en un comunicado y como señala la información de la policía afgana, aunque sí dice que fue un ataque "contra España". Poco después del ataque, un portavoz talibán reivindicó el atentado asegurando que actuaban contra una "casa de huéspedes infieles".

El Rey, que ha seguido durante toda la noche el devenir de los acontecimientos, ha expresado su "absoluta condena y repulsa por el atentado" y ha trasladado su "pésame a las familias de las víctimas y al Cuerpo Nacional de Policía".

Todo el personal de la Embajada de España, entre ellos los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía que integran el destacamento de seguridad, han sido evacuados tras una intervención que se ha prolongado durante varias horas y bajo protección de las fuerzas afganas. Al menos diez personas, entre ellas los dos policías españoles y cuatro agentes afganos, murieron y otras nueve resultaron heridas en el ataque talibán en Kabul, al que las fuerzas de seguridad pusieron fin tras casi 12 horas de enfrentamientos. 

El portavoz del Ministerio de Interior afgano, Sediq Sediqqi, dijo a Efe en Kabul que los tres atacantes que penetraron en el edificio fueron abatidos, mientras que un cuarto insurgente suicida pereció en la explosión de un coche bomba al inicio de la acción.

Sanmartín Hernández, al que inicialmente se dio por herido leve, tenía 48 años de edad, era oriundo de La Bañeza (León) y tenía tres hijos. Estaba destinado en la UIP (Unidad de Intervención Policial, antidisturbios) con base en Oviedo. Un total de 10 agentes vigilan la Embajada en Kabul. Las UIP y los GEO (Grupos Especiales de Operaciones) son las unidades encargadas de dar protección a las legaciones diplomáticas en zonas de conflicto, informa Patricia Ortega Dolz.

Por su parte, Jorge García Tudela tenía 45 años y era residente en Granada. Nacido el 22 de abril de 1970, ingresó en el Cuerpo Nacional de Policía en 1995 y ascendió en 2003 a subinspector.

La confusión rodeó el atentado perpetrado por los talibanes en el área de Sherpor, en la que se concentran embajadas y edificios gubernamentales. Inicialmente, el Ministerio de Asuntos Exteriores indicó que el objetivo del ataque era la legación diplomática española en la capital afgana. Posteriormente, sin embargo, Rajoy aseguró: “Todos, cualquier país occidental, podemos ser objeto de un ataque terrorista. Pero lo que parecía una mala noticia, esta vez no ha sido así. No era un ataque contra nosotros, sino contra una casa de huéspedes próxima”. El presidente comentó más tarde que en esa casa suelen alojarse estadounidenses.

Rajoy trató de lanzar un mensaje de tranquilidad y aseguró que el personal de la Embajada española en Afganistán se encontraba bien; añadió que no creía que hubiese víctimas españolas, pero al término del mitin tuvo que corregirse a sí mismo para anunciar que, según el Ministerio del Interior, en el ataque había muerto un policía: Isidro Gabino Sanmartín Hernández. El fallecimiento del subinspector Jorge García Tudela se conoció a primera hora de este sábado. 

Imágenes grabadas por la cadena afgana 1TV Kabul

Los talibanes reivindicaron la autoría del atentado a través de un mensaje en Twitter. Su portavoz, Zahibulá Muyahid, indicó que el objetivo era una casa de huéspedes junto a la Embajada española. “La guerra sigue a buen ritmo”, añadió.

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, que coincidió con Rajoy en el mitin de Orihuela —es cabeza de lista por Alicante—, tuvo varias conversaciones telefónicas con el encargado de negocios de la Embajada en Kabul, Oriol Solá, ante la ausencia del embajador. “El pensamiento de todos está con los que están en la Embajada en Kabul”, dijo Margallo al iniciar su intervención en el acto electoral del PP. Tras recordar que por Afganistán han pasado más de 30.000 militares españoles y que un centenar había perdido la vida para garantizar la estabilidad en la zona, Margallo prosiguió con un mensaje claramente electoral. Algo similar hizo Rajoy cuando dos horas más tarde se subió al escenario donde tenía previsto dar un mitin en Murcia para comunicar que cancelaba el acto por la muerte del policía español en Kabul. “Voy a dar la batalla porque creo que es lo mejor para España”, dijo Rajoy, que incluso llegó a comentar que se había hecho muchos “selfies” justo antes de decir que todos debían estar muy orgullosos de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

El ataque en el centro de Kabul se produce días después de que los talibanes asediaran durante 27 horas el aeropuerto de Kandahar, la mayor base militar en el sur de Afganistán. En ese asalto fallecieron al menos 50 personas, al introducirse en el complejo 11 terroristas suicidas que tomaron rehenes.El repunte de la violencia ha obligado a EE UU y a la OTAN a revisar sus planes de retirada de Afganistán y a prorrogar su presencia en dicho país.

Más información