Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Dos muertos y siete heridos en un tiroteo en un céntrico pub de Tel Aviv

El presunto atacante es un árabe israelí reconocido por su padre en imágenes del ataque

Dos personas han muerto y al menos otras siete han resultado heridas (dos de ellas de gravedad) este viernes cuando un pistolero abrió fuego contra un céntrico pub de Tel Aviv que estaba repleto de gente. Los hechos se han producido en la popular calle de Dizengoff de Tel Aviv, a una hora en la que el fin de semana en Israel está en pleno apogeo y más aún este viernes por ser Año Nuevo.

El presunto atacante es un árabe israelí cuya identidad es conocida por los servicios de seguridad gracias a la identificación que facilitó su propio padre. La identidad del agresor está bajo secreto de sumario, pero los medios locales han difundido imágenes de la cámara de un pequeño ultramarinos en las que se le distingue con bastante claridad minutos antes del ataque.

Fue en esas imágenes en las que fue reconocido por su propio padre, quien llamó a la policía para explicar de quién se trataba, informó el Canal 10 de la televisión israelí.

Los medios sugieren que el sospechoso ha podido pasar por un proceso de radicalización y se apoyan en que llevaba en su bolsa o mochila un Corán y en el expediente delictivo extremista que tenía acumulado. Sin embargo, la policía ni confirma ni desmiente esa información y mantiene que investiga "en todas las direcciones". A su vez, fuentes anónimas citadas por la prensa israelí aseguran, que el atacante disparó contra ciudadanos israelíes que celebraban un cumpleaños y que los invitados a la celebración eran homosexuales. Meses atrás, un religioso ortodoxo apuñaló a una adolescente durante una marcha de la comunidad gay en Jerusalén.

Testigos citados por la prensa local tras el ataque aseguraron que el joven iba armado con un fusil M-16. "Estaba en la tienda de mis padres, y de pronto vimos a gente corriendo, y se oyó un tiro tras otro. Corrimos a los servicios para escondernos y nos encerramos ahí", dijo una testigo al Canal 10 de la televisión israelí.

Los presentes relataron que el agresor entró en el pub sobre las 14.45, hora local (12.45 GMT) y abrió fuego indiscriminadamente contra los clientes. El pub atacado, donde se celebraba un cumpleaños en el momento del suceso, había sido inaugurado hace varios meses y era muy popular.

Las principales cadenas israelíes han difundido imágenes tomadas con la cámara de una pequeña tienda de ultramarinos a la que el atacante supuestamente entró segundos antes de cometer la agresión para comprar lo que parecen unos frutos secos. Las imágenes muestran a una persona joven, con gafas y vestido de negro, de apariencia moderna, occidental y fácilmente confundible con cualquier otro joven de Tel Aviv.

El subfusil con el que llevó a cabo el tiroteo lo llevaba dentro de una mochila y, según muestran las imágenes, se prepara para el tiroteo dentro de la misma tienda de ultramarinos. Con una absoluta tranquilidad, después de coger unos frutos secos y devolverlos unos segundos después al estante, el atacante deposita la mochila en una carro de la compra, la abre, saca el subfusil y sale a la calle y comienza a disparar. Tras lo que parecen dos ráfagas, huye con dirección norte sin dejar rastro.

Tras descargar dos ráfagas con su fusil, el agresor huyó en dirección norte de la ciudad.

Las fuerzas de seguridad han detenido a una persona cerca del lugar de los hechos, aunque no se trataría del agresor, según los periódicos Haaretz y The Jerusalem Post.

En un primer momento, ni la policía ni las autoridades municipales han confirmado el móvil del crimen, y se han limitado a pedir a la población de la zona que permanezca en sus casas. "No podemos confirmar de qué tipo de delito se trata", declaró la subcomisaria del distrito de Tel Aviv, Hila Jemu.

La portavoz confirmó que numerosos efectivos se encuentran desplegados en el norte de la ciudad, con el apoyo de helicópteros y de la unidad de lucha antiterrorista, en una redada para capturar al sospechoso, que escapó a pie.

El alcalde de Tel Aviv, Ron Huldai, ha apelado a la colaboración de la población. "Estamos todavía en el principio de este suceso y espero que los responsables sean detenidos", ha afirmado.

Poco después del ataque, un individuo ha efectuado varios disparos contra patrullas policiales en una carretera del cinturón de Tel Aviv. Ese tiroteo se ha producido en la carretera Geha, en el cinturón que rodea la ciudad mediterránea, cuando un hombre en motocicleta que era perseguido por la policía disparó contra las patrullas. La Policía ha confirmado que el suceso no tiene nada que ver con el ataque al pub de Tel Aviv, sino con la detención de un delincuente.