Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Puerto Rico deja sin pagar otra deuda a la espera de que EEUU mueva ficha

El país libre asociado opta por otro impago selectivo mientras sigue su apuro financiero

Puerto Rico ha terminado 2015 con la misma angustia financiera con la que lo comenzó y este primer día del nuevo año ha vuelto a dejar un impago. El gobernador del estado libre asociado, Alejandro García Padilla, ya advirtió de lo que ocurriría en la víspera, cuando dijo que 37 millones de dólares se iban a quedar descubiertos, aunque sí se ha procedido a cumplir con el vencimiento de otros bonos mientras espera que Estados Unidos tome alguna medida de ayuda.

Es el segundo impago selectivo que realiza el estado libre asociado a EEUU, que con no más de 3,6 millones de habitantes acumula un pasivo de 70.000 millones y una crisis económica de 10 años. Ya que en agosto dejó de unos bonos, cuyo pago depende de atribuciones de presupuesto del Parlamento, lo que dificulta los litigios de los acreedores damnificados. También los impagados hoy tienen poca cobertura jurídica.

Pero Padilla advirtió al mismo tiempo sí se pagarán otros 330 millones de dólares en obligaciones generales. En total, en el arranque del año vencen unos 757 millones de dólares en deuda y el Gobierno tiene cada vez menos dinero en la caja para sostener el funcionamiento del país: los servicios públicos, las pensiones, etcétera. "Me ha tocado a mí sopesar el riesgo que supone un impago general", dijo el gobernador en la comparecencia pública en San Juan, según recoge Efe.

En este contexto, la isla caribeña pide medidas de apoyo de EEUU para facilitar la reestructuración de una deuda global que, pese a un plan ajuste y reformas que tiene preparado, no se ve capaz de pagar en los próximos años. Puerto Rico quiere acoger al marco de legal de bancarrotas bajo el que en 2013 suspendió pagos Detroit, pero para eso necesita una reforma legislativa que los republicanos rechazan.

El país caribeño no afronta un 2016 más fácil que 2015. Este año vencen unos 1.000 millones de dólares de intereses. Las que sí se pagarán ahora, según los datos que maneja Bloomberg, son unas obligaciones generales al 8% que vencen en 2035. El mercado está castigando mucho a deuda puertorriqueña antes el enorme riesgo de impago y se está negociando a 73 céntimos el dólar. La rentabilidad exigida por los inversores para comprarla asciende a al 11,5%.

Más información