Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Berlín amenaza a Arabia Saudí con reducir sus exportaciones de armas

La oposición de verdes e izquierdistas reclama una suspensión total de las ventas

ampliar foto

La ejecución por parte de Arabia Saudí del clérigo chíi Nimr Baqr al Nimr junto con otros 46 acusados de terrorismo no solo ha emponzoñado la situación en Oriente Próximo. También amenaza con enturbiar la controvertida relación de Alemania con el reino de los Saud. Berlín descarta imponer sanciones a Riad, pero sí podría reducir sus exportaciones de armas al país que ostenta la hegemonía de la rama suní del islam y que es el archirrival de Irán en la región.

“Ahora vemos que acertamos cuando nos negamos a suministrar tanques y rifles de asalto G36 a Arabia Saudí” aseguró este lunes Sigmar Gabriel, vicecanciller alemán y ministro de Economía. “Tenemos que reflexionar si en el futuro seremos más restrictivos en la venta de armamento defensivo”, añadió.

Pese a las sonrisas que prodigó en su visita a Riad el año pasado, el también líder del Partido Socialdemócrata ha ido endureciendo en los últimos meses su tono con los gobernantes saudíes, a los que acusó hace un mes de financiar mezquitas que propagan una de las versiones más radicales del islam. “El tiempo de mirar hacia otro lado se ha acabado”, dijo entonces.

Entonces tuvo que defenderse, por una parte, de los que acusaban a Alemania de permitir armarse a una dictadura que no respeta los derechos humanos, y también de los empresarios, respaldados por sectores de la Unión Cristianodemócrata de Angela Merkel, de dañar la economía por restringir demasiado las exportaciones. Gabriel anunció el año pasado que restringiría las licencias de exportación de armas a regiones inestables como la de Oriente Próximo.

179 millones en armas

Las exportaciones de armas de Alemania a Arabia Saudí ascendieron en la primera mitad de 2015 a 179 millones de euros. Esta cantidad incluye piezas de recambio para los aviones de combate y chasis para vehículos no armados. Sin embargo, el Gobierno no autorizó la venta de, entre otras armas, fusiles de asalto.

El anuncio de que Alemania revisará sus exportaciones a Arabia Saudí no satisfizo a los dos partidos de la oposición, Die Linke (La Izquierda) y Los Verdes. Ambos reclaman una prohibición total de venta de armas. También en el SPD, partido en el que Gabriel afronta una creciente oposición del sector más izquierdista, hay voces que piden mayor dureza hacia Riad. Gabriel, por su parte, se defiende asegurando que Alemania solo envía ya a este país armas defensivas, y no ofensivas.

Más información