Selecciona Edición
Iniciar sesión

Corea del Norte afirma que completó la prueba de una bomba H

Los equipos sismológicos han detectado un terremoto de magnitud 5,1 en el norte del país

Corea del Norte ha dado un salto cualitativo en su cadena de desafíos al orden internacional. En una declaración televisada, el régimen de Pyongyang ha anunciado que ha llevado a cabo con éxito su cuarta prueba nuclear y la primera en la que utilizaba una bomba de hidrógeno, mucho más potente que las atómicas que se lanzaron contra Hiroshima y Nagasaki en 1945.

Pyongyang “se ha integrado con confianza en las filas de las potencias nucleares poseedoras de bombas de hidrógeno al ejecutar a la perfección una prueba histórica de una bomba H” miniaturizada, declaró la locutora de la cadena de televisión norcoreanaRi Chun Hui en el “anuncio especial”.

pulsa en la foto
Gráfico de las pruebas nucleares anteriores.

La prueba tuvo lugar a las 10.00 horas locales (02.20 hora españolas) de este miércoles. El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) detectó a esa hora un terremoto de magnitud 5,1 en el noreste norcoreano, en el área de Kilju, donde el régimen ha llevado a cabo sus tres pruebas nucleares anteriores.

El ensayo llega a solo dos días del cumpleaños del líder supremo norcoreano, Kim Jong-un, y poco menos de un mes después de que el propio Kim afirmara que su país ya contaba con la bomba H. Entonces, sus declaraciones fueron acogidas con escepticismo entre los expertos occidentales, que consideran que Pyongyang aún no cuenta con una tecnología lo suficientemente avanzada.

Según la agencia norcoreana, KCNA, Kim Jong-un dio el visto bueno a la prueba el 15 de diciembre. La televisión de ese país ha divulgado una imagen de la orden, firmada de puño y letra por el líder supremo. “Que el mundo vea este Estado fuerte, autosuficiente, en posesión de la bomba nuclear”, reza el texto.

¿Qué es una bomba de hidrógeno?

La bomba H, de hidrógeno, que Corea del Norte afirma haber probado con éxito, es mucho más potente que las bombas A lanzadas sobre Hiroshima y Nagasaki en 1945.

Mientras que las bombas atómicas diseñadas en los años cuarenta se basan en la fisión de los núcleos de los átomos del plutonio o el uranio, la bomba H, o termonuclear, se basa en la fusión de los átomos de componentes del hidrógeno para generar una explosión nuclear.

Es una técnica mucho más complicada y que precisa de un proceso de fisión inicial, pero que da como resultado un arma mucho más potente. Su poder es devastador. Si una bomba A, comúnmente llamada atómica, al estallar libera una energía que se suele traducir en kilotones, la de este tipo de armas se mide ya en megatones (un megatón son 1.000 kilotones).

Se estima que EE UU, Rusia, Reino Unido, Francia y China, —los únicos países firmantes del Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares con derecho a un arsenal nuclear—, disponen de dispositivos de tipo termonuclear. Las bombas de hidrógeno nunca han sido utilizadas.

A diferencia de las bombas atómicas, que se basan en la fisión de los núcleos de los átomos del plutonio o el uranio, la bomba H, o termonuclear, basa su proceso en la fusión de los átomos de componentes del hidrógeno para generar una explosión nuclear. Es una técnica mucho más complicada, y que requiere también un proceso de fisión inicial, pero que da como resultado un arma mucho más potente.

Tras el anuncio norcoreano, los expertos han reaccionado con división de opiniones acerca de su exactitud y la posibilidad de que Pyongyang cuente con un arma termonuclear. Quienes dudan de que se trate de una bomba H completa alegan que el terremoto no ha tenido una potencia suficiente. La tercera y última prueba nuclear norcoreana hasta ahora, de una bomba atómica en 2013, también generó un seísmo de magnitud 5,1.

“Es difícil considerar esta prueba la de una bomba de hidrógeno”, declaró una fuente militar surcoreana a la agencia de su país, Yonhap. ”Solo un puñado de países, incluidos EEUU y Rusia, han llevado a cabo pruebas de bombas de hidrógeno y el tamaño de las detonaciones alcanzaron entre los 20 y los 50 megatones”. En cambio, la de este miércoles solo ha llegado a los 6 kilotones, según sus cálculos.

Una posible opción que contemplan algunos expertos es que se haya tratado de una bomba a mitad de camino entre una atómica y una termonuclear, una bomba que utiliza un proceso de fisión reforzado, a la que quizá se haya introducido algún isótopo de hidrógeno.

“Parece que Corea del Norte ha obtenido una bomba nuclear reforzada, que está a medio camino para el desarrollo de una bomba H. Los países que tienen bombas atómicas intentan lograr bombas reforzadas, pero es difícil obtener los materiales para fabricarla”, declaró Lee Chun-geun, investigador del Instituto de Política Científica y Tecnológica en Corea del Sur, a la página web especializada NK News.

La nueva prueba nuclear del régimen de Pyongyang, la segunda bajo el mandato de Kim Jong-un, ha generado un rechazo generalizado en la comunidad internacional. Pyongyang, uno de los regímenes más aislados políticamente del mundo, utiliza periódicamente este tipo de desafíos, bien pruebas nucleares o de misiles balísticos, para tratar de lograr concesiones de los países que considera sus principales enemigos, EEUU y Corea del Sur. También percibe su programa nuclear como una suerte de seguro de vida para el régimen contra cualquier intento de desestabilización.

La Casa Blanca ha indicado que no puede confirmar que Corea del Norte haya probado una bomba de hidrógeno, pero ha puntualizado que responderá de manera apropiada a cualquier provocación. En Tokio, el primer ministro, Shinzo Abe, ha considerado la prueba una “grave amenaza a nuestra seguridad nacional, que en ningún caso podemos tolerar”.

El tradicional gran aliado de Pyongyang, China, ha expresado también su condena. En una etapa de frialdad entre ambas capitales, el Ministerio de Exteriores ha indicado que convocará al embajador del país vecino para expresarle su protesta. Residentes chinos en la zona fronteriza han sido evacuados tras el terremoto.

Más información