El Papa se dirigirá a los católicos una vez al mes a través de videomensajes

Francisco inaugura hoy una iniciativa encaminada a fomentar la oración

Bergoglio hablará siempre en español

A partir de este miércoles, el papa Francisco se dirigirá a los fieles una vez al mes mediante mensajes de vídeo que grabará en español y que se distribuirán a través de las redes sociales. Jorge Mario Bergoglio ya había grabado videomensajes en ocasiones especiales —en las vísperas de los viajes a Cuba y África o durante la celebración de un congreso de teología en Buenos Aires—, pero ahora ha tomado la decisión de convertirlos en un canal de comunicación directa con los católicos. En el primer vídeo, de un minuto y medio de duración, el Papa pide el diálogo entre religiones para buscar la paz y la justicia: "Muchos piensan distinto, sienten distinto, buscan a Dios o encuentran a Dios de diversa manera (...) Confío en vos para difundir mi petición de este mes. Que el diálogo sincero entre hombres y mujeres de diversas religiones conlleve frutos de paz y de justicia".

Según el jesuita Frederic Fornos, director internacional del Apostolado de Oración, la iniciativa va dirigida “a todas las personas que quieran unirse mediante la oración a las intenciones del Papa, a rezar con él por los desafíos de la humanidad”. Aunque Bergoglio hablará siempre en español, los vídeos, que serán grabados por el Centro Televisivo Vaticano, estarán disponibles en 10 idiomas y serán distribuidos a través de Twitter, Facebook, Instagram y YouTube.

La última vez que el Papa grabó un videomensaje fue en la víspera de su viaje a África. El lunes 23 de noviembre, las televisiones de Kenia, Uganda y la República Centroafricana emitieron una grabación en la que Bergoglio llamaba “a la reconciliación y la paz”. Dos meses antes, la televisión cubana también emitió un vídeo en el que Francisco se dirigía a los cubanos ante su inminente visita: “Voy como misionero de la misericordia, de la ternura de Dios (…). Que todo el mundo sepa que Dios siempre perdona”.

En una entrevista con Radio Vaticana, el jesuita Frederic Fornos se refiere a la decisión de que Francisco grabe los mensajes en español y no en italiano, el idioma oficial de la Santa Sede: “Es bonito escucharlo hablar en su lengua. Se hará naturalmente la traducción a otros idiomas, porque además habría sido difícil que hubiese podido hablar en chino o árabe, pero hemos preferido que hable en su propio idioma, el de su corazón, de la oración, de su intimidad con el Señor”.