Ante la escasez, Venezuela crea un ministerio de agricultura urbana

Nicolás Maduro pretende descubrir la vocación agrícola de las zonas más pobladas, una idea del fallecido Hugo Chávez

Una de las decisiones más llamativas adoptadas por el presidente venezolano, Nicolás Maduro, en esta última reestructuración de su Gobierno ha sido la creación de tres nuevos ministerios sobre agricultura y pesca: uno de Producción Agrícola y Tierras, otro de Pesca y Acuicultura y un tercero de Agricultura Urbana. Pero especialmente sorprendente es el objetivo de este último. Según el mandatario, pretende descubrir la vocación agrícola de los centros más poblados. E incluso llegó a afirmar, durante la alocución en la que anunció el cambio de Gabinete: “Cilia [Flores, su esposa] y yo tenemos 50 gallinas en nuestra casa. Es hora desarrollar una nueva cultura productiva”, agregó a la hora de razonar sus decisiones.

Ante la escasez extraordinaria de productos de consumo masivo —como alimentos— que afronta desde hace dos años Venezuela, Maduro propone un plan que, en realidad, no es nuevo. Cada tanto, el fallecido presidente Hugo Chávez retomaba la idea de redescubrir la vocación agrícola de las zonas urbanas. La sugirió por primera vez antes del golpe de Estado de 2002, cuando habló de una propuesta de crear gallineros verticales en Caracas. En 2010, durante una visita a una planta de cemento, Chávez dijo que en una esquina del palacio de Gobierno había logrado cosechar maíz, tomate y pimentón.

Este nuevo ministerio se suma a otra serie de medidas y acciones controvertidas adoptadas por Maduro desde que fue elegido presidente en 2013 como sucesor de Hugo Chávez. De hecho, aunque no hizo mención a él en esta nueva reestructuración, Maduro ya creó un ministerio “de la felicidad” con la intención de que se encargue directamente de las más de 30 misiones sociales que el chavismo ha ido creando desde la llegada de Chávez al poder. “He decidido crear el viceministerio y lo he llamado así en honor de nuestro comandante Chávez y a Bolívar. Tendrá el objetivo de la suprema felicidad social”, dijo entonces.

Precisamente las figuras de Chávez y Simón Bolívar han generado controversia en los últimos días después de que el nuevo presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, ordenase retirar las imágenes de ambos que presidían el hemiciclo. En respuesta, el alcalde de Caracas, el chavista Jorge Rodríguez, ordenó ayer llenar las calles de Caracas de afiches con la imagen del libertador y el fallecido presidente.