Los asesinos seriales más conocidos de México

El caso del detenido en Chihuahua no ha sido el único; desde el estrangulador de Tacuba hasta la Mataviejitas

El caso de Castillo Villarreal, que asesinó, descuartizó y violó a tres hombres en Chihuahua (al norte de México), no es el único de asesinos seriales en el país. El más reciente había sido la degolladora de Chimalhuacán, una joven que asesinaba en el extrarradio de la capital mexicana degollando a sus víctimas. Estos son algunos de los asesinos más conocidos del país.

Juana Barraza, la Mataviejitas

Entre finales de los 90 y hasta su detención en 2006, la Mataviejitas asesinó a 17 ancianas. Entraba a su casa haciéndose pasar por enfermera y después las mataba y robaba. La condenaron a 754 años; al conocerse la sentencia dijo a las autoridades "Dios los va a castigar". Tras nueve años en prisión, en julio de 2015 contrajo matrimonio en un centro penitenciario de la capital mexicana. 

Gregorio Cárdenas, el estrangulador de Tacuba

Este asesino mexicano mató a tres sexoservidoras y a una compañera del colegio. En 1942 confesó sus crímenes luego de que su madre lo internara en un hospital psiquiátrico. El estudiante de ciencias químicas quedó en libertad en 1976 por un indulto del entonces presidente Luis Echeverría; ese mismo año, el Congreso le rindió un homenaje por ser un ejemplo de readaptación social. 

Las Poquianchis

Las hermanas Valenzuela sembraron el miedo en los años 50. La cifra de asesinaros de las cuatro hermanas suman 90; la mayoría de sus víctimas eran sexoservidoras que trabajaban en sus burdeles. Se cree que muchas de las mujeres que asesinaron fueron enterradas vivas. Dos de las hermanas fueron detenidas en 1964 en Guanajuato, en el centro del país.

José Luis Calva Zepeda, el caníbal de la Guerrero

Este novelista y poeta fue detenido en octubre de 2007. Asesinó a tres mujeres, entre ellas a la madre de sus hijos. La policía mexicana encontró trozos de carne humana en el refrigerador y en un sartén. Las otras dos víctimas fueron una expareja y una sexoservidora. El caníbal de la Guerrero se suicidó en su celda dos días después de su arresto en un reclusorio de la Ciudad de México. 

Raúl Osiel Marroquín, el sádico

En enero de 2006 la prensa mexicana escribía sobre un hombre que seducía a homosexuales en el barrio rosa de la capital para después robarlos y matarlos. A Raúl Osiel Marroquín se le acusa del secuestro de seis personas y el asesinato de cuatro. Fue sentenciado a 288 años de prisión. 

La degolladora de Chimalhuacán

La policía arrestó en septiembre de 2015 a una joven de 20 años como la supuesta responsable de los asesinatos ocurridos en Chimalhuacán, en la periferia de la capital mexicana. La joven había sembrado el pánico en el barrio tras varios ataques con navaja que buscaban siempre el cuello de sus víctimas. Murieron dos.