Selecciona Edición
Iniciar sesión

‘El Profesor’ Rebelo de Sousa, gran favorito para presidir Portugal

Aunque hay 10 candidatos, podría ganar en primera vuelta con más del 50% de los votos

ampliar foto

Los portugueses volverán a las urnas el 24 de enero, esta vez para elegir al presidente de la República que sustituya a Aníbal Cavaco Silva, después de dos mandatos y diez años en el cargo. Los candidatos son diez, pero el gran favorito es solo uno, el conservador Marcelo Rebelo de Sousa, El Profesor. Todos los sondeos vaticinan su triunfo en la primera vuelta, para lo que se necesita más del 50% de los votos emitidos. La presidencia es un elemento importante en un panorama político marcado por una frágil coalición de gobierno izquierdista.

Se trata de una votación importante, pues, constitucionalmente, el presidente de Portugal tiene entre sus muchas facultades la de disolver el Parlamento y convocar elecciones.

Al margen de una popularidad que cruza todas las líneas partidistas, a Marcelo Rebelo de Sousa no le faltan apoyos potentes, como el expresidente de la Comisión Europea (y correligionario suyo) José Manuel Durão Barroso.

Si el Tribunal Constitucional no dice lo contrario, son diez los aspirantes que han recogido las 7.500 firmas necesarias para formalizar su candidatura a la presidencia portuguesa. Entre los más conocidos figuran el propio Rebelo de Sousa, exdirigente del conservador Partido Socialdemócrata (PSD), profesor de Derecho y exitoso comentarista político en televisión, y los socialistas María de Belém, expresidenta del partido hasta que el actual primer ministro António Costa ocupó la secretaría general (es decir, que no cuenta con su apoyo), y António Sampaio da Nóvoa, respaldado por Costa pero no por el PS.

Sondeos unánimes

Si en las legislativas de octubre había dudas sobre el resultado, aquí parece haber pocas, a juzgar por los sondeos. Todos ellos dan la victoria al profesor Rebelo de Sousa (Lisboa, 1948) y por segura su elección en primera vuelta. Según la última encuesta de la universidad La Católica, obtendría el 62% de los votos, muy por delante de Belém y Sampáio, ambos en torno al 14%. En el Eurosondagem realizado a fines de año, la ventaja de Rebelo es del 52,5%, seguido de Belém (18,1%) y Nóvoa (16,9%). El resto no pasa del 4%.

Una figura política nada decorativa

La elección de presidente de la República portuguesa no es un trámite protocolario, ni su función decorativa. La Constitución le otorga tales poderes que Portugal es un régimen mitad presidencialista, mitad parlamentario.

Ahora gobiernan los socialistas, apoyados por comunistas y el Bloco de Esquerda, y el probable futuro presidente tendría en su mano el poder de disolver el Parlamento y convocar elecciones, algo que el pragmático Rebelo de Sousa ya ha anunciado que no hará, por mucho que le apeteciera a su partido, ganador por mayoría simple de las elecciones legislativas en octubre. El objetivo de Rebelo, si triunfa el día 24, es “desdramatizar la vida política”.

El Profesor es uno de esos políticos que no provocan rechazo. Según la encuesta de La Católica, el 31% de los electores comunistas prefiere antes a Rebelo de Sousa que a su propio candidato (el 22%); lo mismo ocurre entre los votantes del Bloco de Esquerda.

A diferencia de otros candidatos, a Marcelo Rebelo de Sousa todo el país le conoce. Su popularidad se fraguó en la televisión; durante años —hasta que anunció su candidatura— ha arrasado en la noche de los domingos en la cadena TVI con sus comentarios sobre política. Un programa de hora y media de duración con él como único protagonista y con la audiencia enganchada (siempre por encima del 30%), porque, dentro de la prudencia, no se casaba nunca con nadie.

La única tibia esperanza para la izquierda es que Rebelo de Sousa no obtenga más del 50% de los votos. En ese caso, se iría a una segunda vuelta, y PS, PCP y Bloco se pondrían de acuerdo para apoyar al segundo candidato más votado y retirar el resto. Pero es tanta la actual diferencia que un vuelco parece imposible, sobre todo cuando el perfil de Rebelo de Sousa —que cuenta con el apoyo de los conservadores PSD y CDS, cuya alianza quedó primera en las elecciones de octubre— rebaña votos de todas las esquinas.

Según la encuesta de la universidad La Católica, si se llegara a una segunda vuelta, El Profesor ganaría con el 57% de los votos frente al 17% que recogería alguno de los dos candidatos de la órbita socialista, María de Belém o Sampáio da Nóvoa. Eurosondagem da un 62,5% a Rebelo de Sousa frente al 37,5% de María Belém.