La policía israelí mata al presunto autor del tiroteo de Tel Aviv

En el atentado del día de Año Nuevo contra un pub de la ciudad murieron tres personas

Las fuerzas de seguridad israelíes mataron ayer al supuesto responsable del tiroteo que el pasado 1 de enero costó la vida a dos personas en un pub de Tel Aviv y de la muerte de un taxista durante su huida tras el suceso.

Nashat Malhem, árabe israelí de 31 años, logró escapar tras disparar indiscriminadamente contra un bar y la policía le ha perseguido durante una semana hasta localizarle en instalaciones de una mezquita en el pueblo árabe de Árara. El sospechoso murió por disparos de las fuerzas policiales tras atrincherarse en la mezquita y abrir fuego contra los agentes que intentaban detenerle.

El cadáver de Malhem fue expuesto fuera de la mezquita. Agentes de la policía y de los servicios secretos habían practicado previamente arrestos entre familiares y amigos del atacante para interrogarlos a fin de conocer el móvil del atentado en el pub de Tel Aviv o si el presunto autor obtuvo ayuda durante su fuga. Ninguna organización palestina reivindicó el tiroteo, aunque fue elogiado por portavoces de la Yihad Islámica en la franja de Gaza.

Antecedentes

Fuentes policiales informaron de que Malhem pasó supuestamente los últimos días oculto en propiedades de su familia, con bastante probabilidad en una zona de invernaderos del valle de Ara, un lugar de nutrida población árabe. Poco antes de ser descubierto, la policía decretó el estado de alerta en Tel Aviv, aparentemente para despistarlo.

De momento, se desconocen las razones por las que Malhem, que tenía antecedentes policiales y psiquiátricos y había trabajado en Israel, tiroteó a los clientes que festejaban un cumpleaños a plena luz del día en el bar Ha’Simtá, en el corazón comercial de Tel Aviv. Dos de las víctimas fallecieron y otras siete quedaron heridas. Al taxista lo mató cuando se opuso a desviarse al advertir una barrera policial en su huida. La policía halló allí su teléfono móvil.

Efectivos del Servicio de Seguridad (Shin Bet) detuvieron a varios parientes de Milhem, entre ellos su padre, el primero en identificarlo por las imágenes de las cámaras de vigilancia de un comercio en el que Malhem estuvo momentos antes del ataque y que fueron difundidas por televisión. El progenitor le exhortó a que se entregara y condenó el ataque. Pero según la radio pública israelí el padre es ahora sospechoso de ayudarle en su huida.