Selecciona Edición
Iniciar sesión

Merkel defiende el endurecimiento de penas a los refugiados condenados

El partido de la canciller propone rebajar los límites para la deportación de delincuentes

La Unión Cristianodemócrata (CDU), el partido que lidera la canciller alemana, Angela Merkel, ha aprobado este sábado una declaración en la que propone retirar el derecho de asilo a los refugiados condenados tanto a prisión como a libertad condicional y rebajar los límites para la deportación de delincuentes. La canciller se ha mostrado dispuesta a endurecer la legislación para los refugiados que delincan. "Lo ocurrido en Nochevieja son repugnantes actos criminales que exigen respuestas decididas", ha dicho en una rueda de prensa, en la que se ha mostrado convencida de que los ciudadanos exigen "hechos" y no solo palabras.

Las propuestas, incluidas en la denominada Declaración de Maguncia, fueron respaldadas por la dirección del partido tras los graves sucesos de la Nochevieja en Colonia, donde se han registrado ya más de 170 denuncias, la gran mayoría por agresiones sexuales a mujeres, y se ha constatado la presencia de solicitantes de asilo entre los sospechosos.

Según el texto aprobado, los refugiados y quienes hayan presentado una solicitud de asilo perderán sus derechos como tales cuando sean condenados a penas de prisión o a libertad condicional. La CDU también propone bajar los límites para la deportación de delincuentes extranjeros, que, según la actual legislación, para ser expulsados deben ser condenados a por lo menos dos años de prisión.

"La seguridad es un requisito para la libertad", subrayan los conservadores, al abogar por más poderes para la policía a la hora de realizar controles, reforzar la videovigilancia en estaciones y medios de transporte e incrementar las penas a quienes agredan a las fuerzas de seguridad o miembros de los servicios de emergencia.

La CDU apuesta también por endurecer las leyes contra la violencia sexual, que se considere violación cuando la víctima haya dicho claramente "no", aunque no haya violencia, y que se castigue penalmente tanto el acoso sexual como los tocamientos.

"La integración exige respetar nuestra forma de vida, nuestro derecho y nuestra cultura y aprender nuestra lengua", reza el documento, donde el partido apuesta por "acuerdos vinculantes de integración" en los que se detallen los derechos y deberes tanto del Estado y como del inmigrante. Esas "leyes del deber de integración", se añade, deben contemplar sanciones, como recortes en las prestaciones sociales.

Sólo el año pasado, Alemania recibió cerca de 1,1 millones de solicitantes de asilo. La CDU reconoce que los albergues masificados de las grandes ciudades dificultan la integración y propone mejorar el reparto de los solicitantes de asilo entre los Estados federados. Para que ese reparto sea efectivo, se plantea la posibilidad de obligar a los refugiados sin recursos propios a mantenerse en una dirección concreta por un periodo de tiempo determinado.

"Hacemos ofrecimientos para la integración, pero también exigimos claramente integración", manifiestan los cristianodemócratas, quienes reclaman más cursos de idiomas e integración en los que se transmitan los principios fundamentales, especialmente la igualdad de hombres y mujeres.

Más información