Selecciona Edición
Iniciar sesión

El Cholo Iván: el temible brazo derecho de El Chapo Guzmán

El sicario del cártel de Sinaloa mantenía una disputa en la zona norte del Estado contra un grupo delincuencial de Los Beltrán Leyva

El Cholo Iván, identificado por la fiscalía mexicana como Orso y/o Iván Gastelum, era un temible jefe de sicarios del cártel de Sinaloa. El Gobierno federal lo tenía en su lista de los 122 objetivos prioritarios. Fue capturado mientras custodiaba a su jefe, Joaquín El Chapo Guzmán, en Los Mochis. El pistolero era el encargado de pelear la zona norte del Estado al cártel contrario encabezado por una célula de los Beltrán Leyva.

Al igual que su jefe, se había escapado de una prisión. En agosto de 2009, Gastelum salió de un centro de readaptación social en Culiacán –la capital de Sinaloa- mientras el resto de sus compañeros en el penal celebraban una fiesta con música norteña. Estaba preso desde 2005 por delitos contra la salud y delincuencia organizada. Desde su fuga, las autoridades emprendieron una búsqueda sin lograr detenerlo, hasta este viernes.

En noviembre de 2012, elementos del Ejército estuvieron cerca de aprehenderlo, pero en el enfrentamiento mataron a su novia, una reina de belleza de Sinaloa. Según las autoridades, durante la refriega, la joven de 22 años bajó de uno de los autos en los que viajaba con los sicarios con un arma en mano. Aunque medios locales registraron testimonios que decían que la joven no disparó, la fiscalía aseguró que las pruebas de radizonato indicaban que sí había accionado el arma. El Cholo Iván nuevamente logró huir.

El sicario enamorado se encargó de negar la versión de las autoridades. Según su teoría, los militares la mataron porque no pudieron asesinarlo a él. Un año después, en el aniversario luctuoso de la reina de belleza, aparecieron mantas y volantes en los municipios de Culiacán, Salvador Alvarado (Guamúchil) y Mocorito. En los mensajes se denunciaba que Antonio Gurrola Calzada, quien fue general de la novena zona militar en Sinaloa, era el responsable de la muerte de la sinaloense. “General Gurrola atemorizaste y mataste a María Susana Flores y todavía sigues matando gente inocente… atte Cholo Iván”.

El sicario del Chapo Guzmán mantenía una disputa en la zona norte de la entidad contra un grupo delincuencial encabezado por Isidro Meza Flores, alias El Chapito Isidro, un narcotraficante que trabaja para el cártel Los Beltrán Leyva. Algunos de los municipios en disputa y que cobraron muertos en ambos bandos, eran Ahome (Los Mochis), Guasave, El Fuerte y Choix.

Las acusaciones entre ambos capos se intensificaron. En mayo de 2013, desde helicópteros que sobrevolaban Guasave, Mocorito y Culiacán, arrojaron papeletas con imágenes de Gastélum acompañadas de un mensaje donde lo acusaban de "homicida, ladrón, secuestrador, extorsionador, sicario y narcomenudista". Además se invitaba a la gente a que presentara una denuncia anónima. La fiscalía y el Ejército se deslindaron del hecho. Unos días después llegó el contraataque. En decenas de mantas colgadas en Guamuchil, de donde era originaria la reina de belleza asesinada, El Cholo Iván acusó nuevamente al general Gurrola de ser el responsable de los volantes en su contra y cuestionó por qué no tapizaban la ciudad con fotos de El Chapito Isidro. “Ya era sabido de cual lado están”, recriminó. Meses antes ya había acusado a los militares de estar coludidos con el cártel de Flores Meza. 

Los enfrentamientos entre los hombres comandados por Gastelum y los soldados continuaron. A finales de 2013, tras la pelea tan directa que mantenía con el mando castrense Gurrola, los líderes del cártel de Sinaloa decidieron enviar a su jefe de sicarios a Culiacán. La tarea encomendada era hacerse cargo del anillo de seguridad de El Chapo Guzmán, según publicó el medio local especializado en temas de narcotráfico La Pared. Este viernes, Gastelum fue finalmente capturado.

Más información