Selecciona Edición
Iniciar sesión

Estados Unidos espera a El Chapo con una larga lista de acusaciones

De ser deportado, el narco mexicano deberá afrontar juicios en media docena de Estados

La decisión de extraditar o no a Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, a Estados Unidos está en manos de México. El Departamento de Justicia norteamericano ya ha movido ficha, y cabe esperar solo la decisión del país vecino. La espera puede ser larga, pero el final, de acabar en territorio estadounidense, está claro: una larga estancia en la cárcel, probablemente de por vida, tras afrontar juicios en media docena de Estados.

“Suministro más heroína, metanfetamina, cocaína y marihuana que nadie en el mundo”. A estas horas, desde la celda del penal de alta seguridad del Altiplano en el que vuelve a estar recluido, es muy posible que El Chapo se esté arrepintiendo, y mucho, de los aires de grandeza que le llevaron a contactar, en plena huida de las autoridades, con actores y productores para que inmortalizaran su leyenda en el cine. Fue esto lo que permitió recuperar la pista de su rastro hasta su nueva captura el viernes. Y podría estar arrepintiéndose aún más de la sinceridad de sus declaraciones sobre sus actividades ilícitas en la entrevista con el actor Sean Penn que publicó la revista Rolling Stone la noche del sábado.

No es que la Justicia estadounidense necesite de este tipo de declaraciones para apuntalar las múltiples causas que ha preparado contra el narco, pero seguramente serán usadas para demostrar, una vez más, la culpabilidad sin asomo de dudas de uno de los hombres más buscados y requeridos en Estados Unidos, por cuya pista las autoridades ofrecían una recompensa de cinco millones de dólares.

Son tantos los casos pendientes que casi se pierde la cuenta. Según la ficha sobre El Chapo del Departamento de Estado norteamericano, Guzmán Loera tiene causas abiertas en al menos seis Estados: Arizona, California, Texas, Illinois, Nueva York y Florida.

La causa más antigua data de 1995 en San Diego, California, donde un tribunal le acusa de conspirar para traficar con más de ocho toneladas de cocaína, así como de lavado de dinero. Unos cargos que se repiten a lo largo de los años y los Estados que han ido formulando graves acusaciones contra él, incluidos también los de asesinato, secuestros, amenazas, sobornos a autoridades y compra ilícita de armas.

Algunos de estos cargos permiten que un fiscal solicite incluso la pena de muerte, pero es imposible que esto vaya a suceder en el caso de El Chapo. Al igual que otros países que no contemplan la pena capital, México solo extradita a criminales requeridos si Estados Unidos garantiza que no solicitará la condena a muerte.

Con tanto juicio pendiente, la duda es qué tribunal, si llega a ser extraditado, lo recibirá primero. Según The New York Times, el juzgado con más posibilidades de enjuiciar en primer lugar a El Chapo sería el de Brooklyn, Nueva York. Los cargos en este juzgado datan de julio de 2009 y afectan a El Chapo y a otros prominentes narcotraficantes como Arturo Bertrán Leyva, el Jefe de Jefes abatido en diciembre de ese año, así como Ismael El Mayo Zambada y su hermano Jesús Zambada García, El Rey.

Posteriormente, los cargos de Nueva York fueron ligados a otras acusaciones contra El Chapo realizadas ante un tribunal de Miami. La responsable de esta acción fue la entonces fiscal responsable del tribunal de Brooklyn, Loretta Lynch. Ella es ahora la jefa del Departamento de Justicia y, como tal, deberá decidir qué tribunal juzga primero a El Chapo si —o cuando— el narco es extraditado a Estados Unidos.

Más información