Selecciona Edición
Iniciar sesión

El convoy con ayuda humanitaria llega a la ciudad siria de Madaya

Médicos sin Fronteras denuncia cinco nuevas muertes por inanición en la ciudad sitiada

El convoy con ayuda humanitaria de la ONU destinado a la ciudad siria de Madaya ya ha entrado a la localidad, informó este lunes la Media Luna Árabe Siria. Madaya, a 45 kilómetros al noroeste de Damasco, ha sufrido el cerco del Gobierno de Bachar el Asad durante seis meses. Al menos 10 vecinos de esta localidad han muerto de inanición durante el cerco, según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos. Este lunes, Médicos Sin Fronteras (MSF) ha denunciado que cinco nuevas víctimas del hambre fallecieron el domingo en la localidad. Otros convoyes humanitarios dirigidos el mismo día a las ciudades de Kefraya y Al Fua, bloqueadas por milicias rebeldes, también han llegado a su destino.

Un bombardeo mata a 12 niños en la provincia de Alepo

AFP

Al menos 12 niños y tres adultos han muerto este lunes en un bombardeo ruso que ha golpeado un colegio en la localidad de Anjara, en la provincia de Alepo, ha informado el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. Según este grupo, entre los tres adultos se encuentra un profesor. El ataque también ha causado una veintena de heridos.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos ha indicado que en la provincia ha habido fuertes bombardeos y enfrentamientos entre las fuerzas gubernamentales y las rebeldes. La provincia está controlada por una mezcla de rebeldes moderados e islamistas. 

"En el marco del trabajo humanitario, los convoyes de la Media Luna Árabe Siria [están] a las afueras de Madaya, Kefraya y Al Fua", informó el presidente de la Media Luna Árabe Siria, Abdulrahman Attar, en declaraciones recogidas en la cuenta en Twitter de su organización antes de que la ayuda llegara a las distintas localidades. El convoy, organizado por la ONU, la Cruz Roja y la Media Luna Roja, transporta 355 toneladas de suministros y alimentos, suficientes para unas 40.000 personas a lo largo de un mes, informa la BBC, y se prevé que a finales de semana lleguen medicinas.

Está previsto un segundo envío para el próximo jueves con harina de trigo y otros productos, y un tercero de material no alimentario y combustible para el próximo domingo, según el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de Naciones Unidas. El otro convoy conjunto que ha partido desde Homs hacia las localidades asediadas de Al Fua y Kefraya transporta 170 toneladas de ayuda de emergencia similar a la remitida a Madaya, incluidos alimentos para 20.000 personas.

MSF ha denunciado este lunes otros cinco casos de muerte por inanición en Madaya. De los fallecidos. Uno de ellos era un niño de nueve años, mientras que el resto tenía más de 45. Según la organización, los médicos de Madaya a los que apoyan contaban ayer con otros 10 pacientes más al borde de la inanición y que necesitaban hospitalización urgente". A estos se suman, ha precisado, "otros 200 pacientes con desnutrición cuyo estado podría volverse crítico" y que "necesitarán ser hospitalizados si la ayuda no llega". La situación del personal sanitario tampoco es la mejor. "Los médicos apoyados por MSF están cansados, débiles y enfermos" y "no han comido en una semana", ha señalado la ONG.

"Estábamos viviendo con hojas de árboles y plantas pero ahora nos enfrentamos a tormentas de nieve y no hay más plantas ni hojas", relata Majed Alí, un activista opositor que ha hablado con Reuters por teléfono desde Madaya. "Yo pesaba 114 kilos antes del asedio. Ahora peso 80", asegura. Abú Hasán, el jefe del consejo opositor en la ciudad, cuenta que los civiles sobreviven tomando agua acompañada de especias, limón, vinagre y sal. Varios residentes han contado que en los lugares en los que todavía se pueden conseguir arroz o leche, los precios llegan a los 300 dólares por kilo (unos 275 euros). Alí asegura que la población está quemando los muebles y las puertas de sus viviendas para calentarse.

El bloqueo de Madaya se ha convertido en uno de los temas principales para los líderes opositores sirios, que han comunicado a Naciones Unidas que no participarán en las conversaciones con el Gobierno de Damasco hasta que ponga fin a este y otros asedios.

El futuro de Madaya, donde el PMA estima que hay unas 40.000 personas en riesgo de perder la vida por la hambruna, podría estar ligado al de las ciudades de Al Fua y Kefraya, sitiadas por los rebeldes. Estas zonas formaban parte de un acuerdo de alto el fuego alcanzado el pasado septiembre, pero la puesta en marcha se ha aplazado por incumplimientos. La última entrega de ayuda humanitaria en las tres ciudades tuvo lugar en octubre, también de forma simultánea.

Más información