Suecia investiga si la policía ocultó agresiones sexuales en un festival

Un grupo de jóvenes, supuestamente inmigrantes, habría cometido los abusos

Después del escándalo que ha provocado en Alemania la ola de agresiones a mujeres en Colonia y otras ciudades, las autoridades suecas han anunciado este lunes la apertura de una investigación sobre un caso de agresiones sexuales por parte de un supuesto grupo de jóvenes inmigrantes en verano en un festival juvenil de Estocolmo que la policía ocultó.

Según ha publicado el liberal Dagens Nyheter, el principal diario sueco, informes internos enviados a la jefatura de la policía de Estocolmo avisaron de numerosos episodios de ese tipo en agosto en el festival We are Sthlm, que ya habían ocurrido el año anterior.

La agencia France Presse informa de que, según la policía, 38 informes de violación y agresiones sexuales fueron archivados después del festival en 2014 y 2015.

Los partes aludían a jóvenes que "se restriegan" contra chicas, algunas de 11 o 12 años, y de "toqueteos", episodios que fueron aumentando. La policía no informaba acerca de cuántos hombres eran sospechosos de estas agresiones. Pero el diario Dagens Nyheter ha indicado que unos 50 refugiados afganos que habían llegado a Suecia sin sus padres eran sospechosos de estar involucrados en los hechos.

La policía reaccionó expulsando del recinto a unos dos centenares de jóvenes durante los cinco días que duró el festival, y se realizaron una decena de denuncias, aunque según ese diario no hubo ninguna acusación formal.

Documentos enviados por la policía a France Presse muestran que hubo 17 supuestos casos de agresión sexual y uno de violación durante el festival en 2014, y 19 casos de agresión sexual y otro de violación el año pasado.

Después del festival, la policía local difundió un comunicado en el que no mencionaba los incidentes: "Ha habido relativamente pocos delitos y pocas personas retenidas en relación a la cantidad de participantes. "Decididamente, debimos haber informado acerca de estos hechos, sin ninguna duda. ¿Por qué no ocurrió? Simplemente no lo sabemos", ha indicado el portavoz de la policía Varg Gyllander a la agencia France Presse.

Según denunciaron de forma anónima varios agentes a Dagens Nyheter, las autoridades policiales omitieron a propósito los hechos para evitar que pudieran favorecer la estrategia de Demócratas de Suecia, una formación de ultraderecha que es la tercera fuerza más votada en este país nórdico.

La cúpula policial ha prometido una investigación. "Debemos ir al fondo de esto. Primero haremos una indagación interna para ver qué errores o delitos se han cometido. Si no hay ningún delito, puede haber una responsabilidad disciplinaria. Pero de momento no que hay que sacar conclusiones", ha declarado en rueda de prensa el jefe de la policía nacional, Dan Eliasson.

"Siento una gran rabia por que estas jóvenes no pudieran ir al festival sin ser humilladas, atacadas y vejadas sexualmente. Es un problema muy grande para las afectadas y para todo el país. No debemos ceder una pulgada ni mirar a otro lado", ha dicho el primer ministro, Stefan Löfven.

Alemania vive estos días un escándalo después de que se conociera que la jefatura policial de Colonia y de otras ciudades no informó sobre múltiples agresiones sexuales y robos cometidos en Nochevieja, presuntamente por ciudadanos norteafricanos y árabes.

Más información