Selecciona Edición
Iniciar sesión

El Chapo no escapará de aquí

Las Comisión Nacional de Seguridad da su visto bueno al área del penal del Altiplano donde han ubicado a Joaquín Guzmán Loera

El sábado por la tarde, una patrulla de la Policía Federal custodiaba los caminos de tierra que cruzan los campos de milpa que rodean la prisión del Altiplano. Sobre una loma, a unos tres kilómetros de la prisión, resultaba sencillo observar la distancia entre el centro y la casa que ocultó las obras del túnel que empleo Joaquín El Chapo Guzmán para escapar en julio pasado. Tres carros de la Policía Federal resguardaban el predio. No había forma de acceder.

Con la detención del narcotraficante, surgen las dudas sobre el destino del túnel -¿lo habrán tapado? ¿Seguirá la Procuraduría General de la República recabando pruebas? ¿Habrán cerrado al menos el hoyo que El Chapo y sus secuaces cavaron bajo el plato de la regadera de su celda?...

Y surgen, también, cuestiones acerca de las medidas de seguridad que implementarán ahora las autoridades para evitar una nueva fuga, que sería la tercera. En 2001 El Chapo escapó de la prisión de Puente Grande, en Jalisco, oculto en un carrito de ropa sucia. Había pasado casi una década recluido. El año pasado, sus aliados cavaron un túnel de kilómetro y medio hasta la prisión en forma de bóveda, sin encofrados, e instalaron una moto y unos rieles para el capo. Las autoridades nunca pensaron que Guzmán podría escapar, primero de Puente Grande y luego del Altiplano, el reclusorio más seguro del país. Ahora se esfuerzan en convencer a la ciudadanía de que las medidas de seguridad se han reforzado. El piso, por ejemplo, es una madeja de varillas de acero recubierta de cemento. La cerradura de la celda, ubicada en el mismo recinto en la que estaba la otra, desde la que escapó, ahora es electrónica. Habrá más cámaras de seguridad controlando sus movimientos, dentro y fuera de la celda. La Policía Federal y los agentes del Centro de Inteligencia de Seguridad Nacional gozarán de acceso directo al audio y al vídeo las 24 horas del día. Además, personal de la Policía Federal vigilará día y noche al recluso junto a su celda.

En una nota divulgada este domingo, la Comisión Nacional de Seguridad ha informado de que el titular de la institución, Renato Sales, ha visitado el centro y ha quedado satisfecho con las condiciones que presenta: “se supervisaron los mecanismos de control y seguridad, tanto del personal como de la población penitenciaria y los mecanismos de actuación.”

Guzmán vuelve al sitio de donde escapó, a una celda distinta, al lugar donde los custodios le decían “Don Joaquín”.

Más información