Selecciona Edición
Iniciar sesión

La Fiscalía formalizará la acusación contra la nuera de Bachelet

Natalia Compagnon, esposa del hijo mayor de la presidenta, es investigada por utilizar facturas falsas para evadir impuestos

Tras meses de investigación y casi un año después de que estallara la trama Caval, la Fiscalía chilena anunció ayer que el próximo 29 de enero se formalizará la acusación por delitos tributarios contra Natalia Compagnon, la nuera de la presidenta chilena, Michelle Bachelet. Aunque resultaba un escenario predecible, sobre todo después de que el Servicio de Impuestos Internos (SII) presentara una querella en contra de la politóloga de 32 años, la formalización representa una etapa crucial de la investigación del Ministerio Público, que era temida por La Moneda por su complejidad y sus esquirlas políticas.

La audiencia se llevará a cabo frente a un juez de garantía de la ciudad de Rancagua. Como se ha visto en algunas de las tramas que han explotado en los últimos meses, estas diligencias concitan inmenso interés público y son transmitidas en directo. Casada con el primogénito de la mandataria y madre de sus dos nietos, Compagnon es investigada por “declaraciones de impuestos maliciosamente falsas” desde la firma Caval. Fueron 13 facturas por unos 400.000 dólares por trabajos que no se realizaron, que representaron un perjuicio para el fisco de unos 160.000 dólares.

El lunes pasado la nuera de Bachelet declaró por tercera vez ante los fiscales y recibió la notificación de la audiencia. Hasta ahora La Moneda no se ha pronunciado sobre la decisión de la Fiscalía, aunque hace algunos días el portavoz, Marcelo Díaz, se refirió al caso Caval: “El compromiso del Gobierno es que todo lo que esté a nuestro alcance para colaborar en esas investigaciones se realice. Y eso es lo que hemos hecho”.

Un crédito millonario

Compagnon es dueña del 50% de la firma Caval, que en medio de la campaña presidencial de 2013 gestionó y consiguió un millonario crédito bancario para una compra y venta de terrenos en la zona de Machalí, cerca de la ciudad de Rancagua. La trama explotó en febrero de 2015 y ha afectado la popularidad y credibilidad de Bachelet, que señaló que se enteró por la prensa de los negocios de su nuera.

En estos 11 meses, los fiscales han abierto múltiples hebras de la investigación. El negocio inmobiliario que inició la trama, sin embargo, hasta ahora no ha tocado ni a la nuera de la presidenta ni a su hijo, el politólogo de 37 años Sebastián Dávalos Bachelet, que era gerente de proyectos de Caval y participó de una reunión clave para conseguir el préstamo. Hasta el momento, parece improbable que la Fiscalía formalice una acusación en contra del primogénito de Bachelet, el escenario que producía mayor temor en el Gobierno.