Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Las cinco claves de un nuevo debate de los candidatos republicanos

Trump contra Cruz, el papel de Rubio, la actitud de Bush o la sorpresa de Kasich

Los principales aspirantes del Partido Republicano a las elecciones presidenciales de noviembre celebran este jueves en North Charleston (Carolina del Sur) su sexto debate televisivo. La cita, que se inicia a las 9 de la noche hora de la Costa Este y emite el canal Fox Business, contiene dos particularidades. Es la penúltima antes del inicio -el 1 de febrero en Iowa- del proceso de primarias para designar al candidato del partido. Y es el debate republicano (de los aspirantes mejor situados en las encuestas) con menos participantes: siete, por debajo de los 11 que llegaron a hacerlo en septiembre.

El menor número de candidatos y la cercanía del inicio de las primarias hacen presagiar un debate intenso. La seguridad nacional y las críticas a la gestión del presidente estadounidense, Barack Obama, se presumen de nuevo como los principales asuntos de discusión. El debate llega a los dos días de que Obama pronunciara su último discurso del estado de la Unión, en el que hizo un balance optimista de Estados Unidos en contraste con la visión pesimista de los aspirantes republicanos.

Estas son las cinco claves sobre los candidatos a tener en cuenta:

1. Trump contra Cruz

Una de las incógnitas de la noche es si los dos candidatos que encabezan las encuestas -Donald Trump y Ted Cruz- llevaran al escenario los ataques que se han lanzado en las últimas semanas. El magnate inmobiliario Trump lidera desde julio las encuestas de los aspirantes republicanos, pero el senador Cruz está mejor situado para ganar en Iowa.

2. El papel de Rubio

El senador Marco Rubio se sitúa en tercer lugar en las encuestas nacionales de los aspirantes republicanos. En el último debate, a mediados de diciembre, Cruz y Rubio intercambiaron ataques por sus opiniones en inmigración. En las últimas semanas, Rubio también ha chocado con el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie. Rubio es uno de los candidatos que se ha mostrado más presidencial en los últimos debates. Uno de los detalles a observar esta noche es si mantendrá la compostura o pasara al ataque contra sus rivales.

3. La incógnita Bush

Jeb Bush sigue sin remontar en los sondeos. El exgobernador de Florida e hijo y hermano de expresidentes se sitúa en quinto lugar en las últimas encuestas. Tras mostrarse pasivo e inseguro en los primeros debates, en las últimas citas ha ganado vigor. Es el candidato que más ha atacado en las últimas semanas a Trump al esgrimir que su retórica agresiva le inhabilita para ser presidente.

Bush, que encabezaba las encuestas hasta la irrupción de Trump, aspira a que el hecho de ser el candidato favorito del establishment le lleve a remontar el vuelo cuando, confía, pierda fuelle el discurso rupturista de Trump y Cruz.

4. ¿La sorpresa Kasich?

El gobernador de Ohio, John Kasich, aspira, como Bush, a prevalecer como el candidato moderado. En las últimas semanas, Kasich ha subido en los sondeos de New Hampshire, el segundo Estado en celebrar primarias. En los anteriores debates, se ha mostrado agresivo, en un intento de arañar la atención del público. La incógnita es si, ahora que mejoran sus opciones, mantendrá esa actitud.

5. ¿El fin de Carson?

El séptimo participante en el debate es Ben Carson. El neurocirujano retirado ha perdido fuelle en las últimas semanas. Llegó a superar a Trump al frente de las encuestas, pero ahora ocupa el cuarto lugar. Su popularidad se ha ido desinflando tras mostrarse dubitativo en asuntos de política exterior y endurecer su discurso, en un intento de no alejarse de Trump. Su reto esta noche es demostrar que sigue capacitado para ser el candidato republicano en las elecciones de noviembre.

Más información