Un avión mejor que el ‘Air Force One’ para la presidencia de México

El presidente mexicano estrenará un Boeing 787-8 que llegará en las próximas semanas y que costó 218,7 millones de dólares

El avión más nuevo y moderno para un presidente en el mundo ya no será el ‘Air Force One’ de Obama, sino el ‘Morelos’ de Enrique Peña Nieto. La presidencia de México ha anunciado este jueves que la aeronave, un Boeing 787-8, llegará a la Ciudad de México en las próximas semanas —sin precisar la fecha exacta de su aterrizaje— y que el mandatario será el primero de los próximos cinco presidentes del país que viajará a bordo del aeroplano para sus giras en todo el mundo. La aeronave presidencial ha tenido un costo de 218,7 millones de dólares que el Gobierno pagará en los próximos 15 años.

El avión ha sido polémico incluso antes de existir. En noviembre de 2012, el entonces presidente Felipe Calderón cerró el contrato de compra con la estadounidense Boeing por 127 millones de dólares (más 91 millones de dólares para adaptaciones) para reemplazar el 'Benito Juárez', un aeroplano Boeing 757 de 1988. Los partidos políticos de izquierda señalaron desde entonces que el presidente estaba haciendo un gasto excesivo y vanidoso. El fabricante demoraría al menos dos años en tener lista la aeronave, así que Calderón sabía que su sucesor sería el encargado de recibirla.

Aunque la capacidad original de la aeronave para un vuelo comercial es de 242 pasajeros, el Morelos solo podrá documentar a 80 viajeros

Los señalamientos en torno al avión presidencial han sobrevivido tres años e incluso el excandidato de la izquierda Andrés Manuel López Obrador pidió a Peña Nieto, en septiembre de 2015, que vendiese el artefacto. La Administración de Peña Nieto también ha respondido a esas peticiones este jueves: la aeronave se queda en México. La presidencia ha difundido el estudio de la consultora Ascend Flightglobal Consultancy en que se señala que poner en venta el aeroplano representaría “una pérdida muy significativa respecto del valor de compra”. El análisis estima que en la transacción el Gobierno mexicano podría perder el 42,7% del valor original del avión.

El permanente opositor López Obrador ha insistido en sus críticas y ha asegurado que en caso de ganar las elecciones de 2018 pondrá en venta el avión. “Ya compraron un avión presidencial de lujo para 280 pasajeros, no lo tiene ni Obama, cuesta 7.500 millones de pesos. En 2018, lo vamos a vender, no puede haber un Gobierno rico con pueblo pobre”, dice en uno de sus anuncios televisivos que fue estrenado en diciembre.

Al debate también se ha sumado la construcción de un nuevo hangar en el Aeropuerto de la Ciudad de México. El nuevo depósito ha costado 49 millones de dólares y fue construido por una filial de la constructora Higa, la misma que vendió una casa a un generoso precio a la esposa de Peña Nieto, Angélica Rivera. Aunque los constructores estimaron que el hangar serviría para toda la vida útil del avión, los planes de un nuevo aeropuerto para la capital de México, podrían darle solo cinco años de operación.

¿Cómo es el nuevo avión presidencial de México?

El Boeing 787-8 será llamado José María Morelos y Pavón, en memoria de un sacerdote que fue héroe de la independencia de México. En el último año, el avión fue acondicionado para que el presidente y su gabinete puedan trabajar en él. Aunque la capacidad original de la aeronave para un vuelo comercial es de 242 pasajeros, el 'Morelos' solo podrá documentar a 80 viajeros. La presidencia de México asegura que en la mayoría de los traslados el 60% de los ocupantes son periodistas acreditados para cubrir los pasos del mandatario.

ampliar foto
Peña Nieto llega a París en el avión Benito Juárez.

El nuevo avión puede viajar cerca de 20 horas o 14.500 kilómetros sin repostar combustible, por lo que puede volar prácticamente hacia cualquier destino sin hacer escalas. La aeronave tiene equipos de comunicación satelitales e Internet durante el vuelo y sus motores están diseñados para disminuir el uso de combustibles y la contaminación sonora. El fabricante se ha comprometido con el Gobierno a dar entrenamiento a miembros del Ejército mexicano para operar la aeronave.

El 'Morelos' se convertirá en el avión presidencial más potente del mundo. Hasta ahora lo ha sido el 'Air Force One', la aeronave oficial del presidente de Estados Unidos, un Boeing 747 airliner que fue estrenado en 1987 por Ronald Reagan y que puede recorrer hasta 13.000 kilómetros sin repostar. El avión estadounidense ha estado, incluso, en la mira de Hollywood tras ser el protagonista de la película Air Force One de 1997 en la que Harrison Ford interpreta al presidente. El Gobierno de Estados Unidos estudia actualmente la posibilidad de adquirir un nuevo aeroplano, tras los 28 años de servicio del Boeing 747.

El antiguo avión Benito Juárez, en el que hasta ahora continúa viajando Peña Nieto, seguirá funcionando como parte de la flota de la presidencia —formada por 14 aeronaves entre helicópteros, avionetas y aviones— y servirá como aeroplano suplente del 'Morelos' en caso de mantenimiento y avería. El Benito Juárez hizo su primer vuelo en diciembre de 1988 cuando Carlos Salinas de Gortari viajó como presidente. Ese artefacto costó 43 millones de dólares, realizó 2.662 vuelos, y trasladó a cinco presidentes mexicanos. La presidencia apunta que este avión ya no puede aterrizar en algunas ciudades del mundo debido a los grandes ruidos que produce en su descenso. El Morelos podría volar a Alemania, por ejemplo, en la próxima gira internacional de Peña Nieto.