Selecciona Edición
Iniciar sesión

El ISIS mata a al menos 135 personas en una ofensiva contra tropas sirias

Los combates han tenido lugar en Deir Ezzor, a 130 kilómetros al sureste de Raqa

En la tarde del sábado, el Estado Islámico (ISIS por sus siglas en inglés) segaba la vida de 135 personas en la norteña localidad siria de Deir Ezzor, situada a 130 kilómetros al sureste de Raqa, según ha informado el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH). Otros 400 civiles habrían sido secuestrados por el ISIS y transferidos a áreas bajo su control. “Los secuestrados, todos suníes, incluyen mujeres, niños y familiares de combatientes prorégimen”, explica Rami Abdelrahman, director del Observatorio.

Los yihadistas lanzaron una amplia ofensiva contra el remanente de tropas leales en Deir Ezzor después de que el Ejército sirio, con apoyo aéreo de los bombarderos rusos, haya logrado en los últimos días arrebatarles varias posiciones, infringiendo numerosas pérdidas en la periferia oriental de la estratégica ciudad de Alepo, capital económica del país.

En la tarde de ayer, los hombres del ISIS respondían atacando la barriada de Al Bugeliya, una de las cuatro últimas junto con al Jura, Qusour y Hrabesh aun bajo control del régimen en Deir Ezzor. Según el OSDH, entre los muertos se encuentran “50 miembros de las fuerzas del régimen y 85 familiares de milicianos y partidarios del régimen”. Al tiempo que proseguían los combates durante la mañana del domingo, la agencia nacional de noticias siria, Sana, elevaba a 300 el número de civiles asesinados por los seguidores del autoproclamado califato.

Sin embargo, activistas locales desmienten tanto la matanza como los secuestros masivos de civiles a manos de los secuaces del ISIS y cifran en una docena los vecinos partidarios del régimen que han sido arrestados. “Al endurecerse los combates, decenas de civiles huyeron en dirección norte, hacía Al Jura”, apostilla vía Skype Omar Abu Leila, fundador de @DeirEzzor24. Por su parte, la agencia de noticias Amaq, vinculada a ISIS, publicaba que 110 uniformados del régimen sirio habrían muerto en los combates y otros cinco habrían sido capturados por los yihadistas.

En su avance, ISIS logró hacerse con gran parte de la localidad de Al Bugeliya, controlando así el 60% de Deir Ezzor. La provincia cuenta con 250.000 habitantes. Las tropas regulares sirias se encuentran cercadas por ISIS desde hace más de diez meses, con tan sólo cuatro barrios bajo su control y una base aérea como único medio de avituallamiento. Los civiles han quedado atrapados bajo el cerco delimitado al este por el Éufrates, en el que tanto Naciones Unidas como activistas locales han denunciado decenas de muertes por inanición o falta de medicación. La población se encuentra igualmente incomunicada desde que tres meses atrás el ISIS cortara todas las comunicaciones en la zona.

A la cifra de los muertos en la operación del ISIS se suman 12 civiles que perecieron bajo los bombardeos del Ejército sirio. En la vecina Raqa, activistas denunciaban también la muerte de 42 civiles en varios ataques aéreos, incluidos mujeres y niños, sin determinar si se trataba de la aviación rusa o siria.

Más información