Irak busca en Bagdad a los tres norteamericanos desaparecidos

Dos diputados iraquíes afirman que fueron secuestrados por hombres armados

Irak ha desplegado fuerzas de seguridad, helicópteros y controles militares en el barrio de Dora, en el sur de Bagdad, para tratar de encontrar a los tres estadounidenses desaparecidos. La embajada norteramericana en la capital iraquí confirmó ayer que estaban tratando de localizar a los tres civiles, contratistas de una compañía estadounidense. Este lunes, dos diputados de la Comisión de Seguridad del Parlamento iraquí, Mohammed al-Karbouli y Iskandar Witwit, han señalado que los tres individuos fueron secuestrados, una información que no ha sido confirmada por Washington.

Según estos dos parlamentarios, los tres norteamericanos fueron invitados a un evento en el barrio de Dora, en el sureste de Bagdad. Fue allí donde fueron secuestrados, según su relato, por hombres armados. El distrito de Dora, bastión de la insurgencia tras la invasión de EE UU en 2003, es de mayoría suní --confesión no obstante minoritaria en el país--, pero milicias chíies patrullan tanto en este como en otros barrios de la ciudad. Desde la embestida del Estado Islámico (ISIS en sus siglas en inglés), estos grupos paramilitares han ganado presencia en las calles de Bagdad.

Según detalló el portavoz de la Comandancia de las Operaciones de Seguridad de Bagdad, Saad Maan, en un comunicado, los estadounidenses fueron raptados cuando se encontraban en un "apartamento sospechoso" situado en ese barrio. Prostíbulos y licorerías de la capital han sido objeto de redadas de las milicias chiíes en los últimos meses. Las fuerzas iraquíes han efectuado este lunes registros y redadas en las viviendas del área de Al Saha, ubicada en ese barrio de la capital, así como controles de los vehículos que circulan por varias zonas de la ciudad, y que entran y salen de ella.

El Departamento de Estado estadounidense, a través de su portavoz John Kirby, señaló ayer de que eran conocedores de las informaciones sobre la desaparición de los tres individuos y que estaban cooperando con las autoridades iraquíes para conocer su paradero. Fuentes policiales citadas por las agencias de noticias señalaron que los tres ciudadanos fueron llevados a Ciudad Sader, barrio de mayoría chií de la capital iraquí.

Si se confirma el secuestro de los tres norteamericanos serían los primeros en ser raptados desde la retirada de las tropas de EE UU en 2011.

Más información