Selecciona Edición
Iniciar sesión

La Eurocámara frena una propuesta que mantenía un alto nivel de azúcar en alimentos infantiles

La propuesta de la Comisión Europea permitía niveles de glucosa hasta tres veces más altos que los aconsejados por la OMS

El Parlamento Europeo, reunido esta semana en pleno en Estrasburgo (Francia), ha frenado este miércoles una propuesta de la Comisión Europea en la que se permitía un aumento de la cantidad de azúcar en los alimentos para bebés. Límites que, según la Eurocámara, superan hasta tres veces lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

"Los eurodiputados consideran que, para proteger a los lactantes y niños pequeños contra la obesidad, la UE debe reducir el contenido máximo en azúcar en línea con las directrices de la OMS", explica la Eurocámara a través de un comunicado. El voto en pleno, en cambio, ha sido algo más reñido. El freno a la propuesta del Gobierno comunitario ha salido con 393 votos a favor, 305 en contra y 12 abstenciones. De esta forma, la Comisión Europea tendrá que volver a redactar otra propuesta para este tipo de alimentos en línea con las recomendaciones de la OMS.

La OMS recomienda limitar el consumo de azúcares libres a menos del 10% de la ingesta calórica total. Pero, en virtud de la propuesta de la Comisión, los azúcares podrían seguir representando hasta el 30% del aporte energético de los alimentos para bebés, según el Parlamento Europeo.

El europarlamentario de Los Verdes, el británico Keith Taylor, ha sido el principal impulsor de la objeción, que hoy se ha impuesto sobre la propuesta de la Comisión. “Es un paso importante para asegurar que la normativa comunitaria sobre alimentos infantiles tiene la salud como prioridad principal. Autorizar un contenido tan alto de azúcar en los alimentos, sobre todo a edades tan tempranas, contribuiría a la obesidad infantil y puede afectar al desarrollo de las preferencias gustativas de los niños", ha declarado. Pero no solo la OMS alerta sobre un exceso de azúcar a una edad temprana sino que los comités de expertos de los Estados miembro también han abogado por "reducir significativamente la ingesta total de azúcar”, continuó el eurodiputado.

El pleno de la Eurocámara de 751 representantes de los 28 Estados de la UE ha advertido también de que este tipo de alimentos para bebés y niños de edad temprana —de cero a seis meses— deben estar libres de Organismos Genéticamente Modificados (GMO, por sus siglas en inglés) y las nanotecnologías, cuyos riesgos a largo plazo no se conocen y , por tanto, deben estar prohibidos en estos alimentos, cierra el comunicado.