Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Colombia espera más de 600.000 casos por la epidemia del virus del zika

El Ministerio de Salud hace una previsión según los datos de Brasil y la crisis del chikungunya

El Ministerio de Salud de Colombia calcula que la epidemia del virus zika podría afectar a entre 600.000 y 700.000 personas en el país, según ha confirmado la mañana del miércoles Alejandro Gaviría, titular de la cartera. La previsión se hace sobre la base de las estimaciones de los casos que Brasil, principal país afectado, ya está confirmando y los 420.000 damnificados por el fenómeno del chikungunya (enfermedad que también se transmite por la picadura de mosquito) en 2015. "Las cifras son especulativas", ha aclarado el ministro. "Existe la posibilidad de mortalidad por informes de víctimas que nos llegan desde Brasil", ha afirmado Marta Lucía Ospina, directora general de Instituto Nacional de Salud, corresponsable de las campañas de prevención y el seguimiento de la crisis.

Hasta el momento, se han notificado 13.531 casos en Colombia, segundo país con más reportados tras Brasil, de los que 776 han sido confirmados a través de pruebas de laboratorio, en su mayoría se trata de mujeres embarazadas, bebés y pacientes con problemas neurológicos. Otros 10.837 han sido verificados con análisis clínicos y 1.918 mantienen la categoría de sospechosos al tratarse de ciudadanos provenientes de regiones donde aún no se han comenzado a realizar estudios. "Hay 178 municipios afectados en todo el país", ha concretado Ospina, "el Norte de Santander, Santander, Barranquilla y Huila son los departamentos donde se ha registrado el mayor número de casos".

Estos lugares se encuentran a menos de 2.200 metros sobre el nivel del mar, la altura a la que ha determinado el Gobierno que el zika va a tener una mayor afectación y a la que ya denomina "zona endémica". "El 60% de la población colombiana vive en estas áreas, un total de 26 millones de personas", ha especificado el ministro. Por esta razón, entre las recomendaciones que se hacen desde las instituciones está la de no viajar a estas regiones, con especial énfasis para las mujeres embarazadas. Este colectivo se ha convertido en una de las prioridades del Ejecutivo al ser más vulnerable al zika. "Las gestantes tienen la posibilidad de que el feto desarrolle microcefalia", ha explicado Catalina Valencia González, ginecóloga obstetra de la Clínica Reina Sofía de Bogotá. "Recomendamos el uso de repelentes, cubrir todo el cuerpo con ropa y en caso de que aparezcan los primeros síntomas [fiebre y dolores articulares] acudir al médico en los cinco primeros días para conseguir un diagnóstico temprano".

Campaña institucional

El Gobierno de Colombia pondrá en marcha a partir de la próxima semana (25 de enero) una campaña de información y prevención con las siguientes recomendaciones:

  • Control de los criaderos: el zika se reproduce en zonas de aguas limpias.
  • Limpieza de las albercas y tanques dos veces a la semana.
  • Fumigación selectiva de cárceles, colegios, cementerios, centros comerciales, lotes vacíos y guarniciones militares.
  • Campaña: Denuncia el criadero, denuncia al mosquito.

El Ministerio de Salud hace un llamamiento a los gobiernos regionales, en plena transición de poderes, para que apliquen en sus municipios estas medidas.

Todos los expertos convocados por el Ministerio de Salud han reiterado que por el momento no se puede establecer una relación directa y causal entre el virus del zika y la microcefalia en fetos. "Aún hace falta construir mucha evidencia científica", ha recordado Fernando Ruiz Gómez, viceministro de Salud. "Tenemos una previsión de entre 400 y 600 posibles afectados por esta enfermedad, también según los datos que nos llegan desde Brasil".

Colombia ha realizado un seguimiento a 560 mujeres encintas, de las que 429 han sido confirmadas por pruebas clínicas y 30 por laboratorio. "Han nacido 106 bebés de madres diagnosticadas con zika y todos ellos están en observación hasta confirmar o descartar alteraciones en el cerebro", ha dicho Ospina. Algunos de estos menores requerirán ser examinados hasta que cumplan un año. "En otro casos confirmaremos alteraciones asociadas al virus en un máximo de cuatro semanas". El Instituto de Salud notifica, por el momento, 30 casos descartados de recién nacidos y niega la información publicada en Twitter por el congresista Jorge Iván Ospina, de la Alianza Verde, en la que corroboraba un caso de microcefalia.

"Las mujeres, especialmente las que viven por debajo de los 2.200 metros, deberían considerar aplazar el embarazo entre seis y ocho meses", ha reiterado el ministro de Salud. "No decimos que no tengan relaciones sexuales y somos respetuosos con la libertad individual, solo queremos recordar que las consecuencias puede ser graves y serias". Con esta recomendación, Colombia y algunos estados de Brasil van un paso más allá de las sugerencias lanzadas a sugerencia lanzada por Estados Unidos a través del Centro de Control y Prevención de Enfermedades, que desaconseja a las gestantes viajar a 20 países de América Latina.

Guillain- Barré y el zika

El Guillain-Barré es otra de las enfermedades que se asocian con el virus desde que se diagnosticaran casos en la epidemia del zika que sufrió la Polinesia francesa. "Se contabilizaron 40 de los 30.000 afectados que hubo", ha recordado Jorge Cortés, de la Asociación Colombiana de Infectología (ACIN). "Si se hace una extrapolación esta polineuropatía que afecta a los nervios periféricos y que se manifiesta en una pérdida de la fuerza, se da en uno de cada mil enfermos".

Con estos datos, Colombia se prepara para 600 casos de Guillain-Barré. Y, como con la microcefalia, desde el Ministerio reiteran que por el momento no hay evidencia científica que justifique la causalidad entre la picadura del mosquito y esta patología. "Tenemos 12 registros con antecedentes por este virus en este momento", ha informado Cortés.

El Ministerio y el Instituto de Salud consideran, según la información recogida, que la epidemia se extenderá hasta el segundo semestre de 2016 y que se verá agravada por el fenómeno climático del Niño. "La sequía que sufren algunas regiones, sobre todo las más afectadas por el zika, empeora la situación", ha apuntado el titular. "Además, no existe una vacuna por lo que no tenemos protección biológica, podemos controlar la situación con campañas de información y prevención, pero dadas las circunstancias no podremos evitar casos de microcefalia y Guillain-Barré".

Web del Ministerio de Salud colombiano con toda la información sobre el virus del zika.

Más información