Rusia desprecia el informe británico de la muerte de Litvinenko

Moscú considera que la investigación es tendenciosa y "ensombrece la relación bilateral"

Rusia considera tendenciosa la investigación pública llevada a cabo en Reino Unido para determinar los hechos que condujeron a la muerte del espía ruso Alexander Litvinenko, y también la conclusión a la que llega: que Vladímir Putin, el presidente ruso, "probablemente" aprobó el asesinato de Litvinenko con polonio 210, una sustancia radiactiva de muy difícil acceso.

"Lamentamos que este caso puramente penal se haya politizado y ensombrezca la atmósfera general de las relaciones bilaterales", dice un comunicado publicado por el Ministerio de Exteriores ruso, que califica la investigación como "no transparente" y asegura que no había razón para esperar que no fuera tendenciosa.

La portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova, ha afirmado que la investigación pública británica ha estado "políticamente motivada". "No se podía esperar que un resultado objetivo e imparcial", ha añadido.

El miércoles, Dmitri Peskov, secretario de prensa del presidente Putin, había comentado que al Kremlin no le interesaban los resultados a los que podía llegar la investigación londinense, pero que estudiarían los materiales que se publicaran. Antes, Peskov había dicho que en Moscú no tenían confianza en ese proceso británico que pretendía implicar al Estado ruso en el crimen.

Andréi Lugovói, el diputado y exagente ruso que según la investigación británica asesinó, junto con su colega y hoy empresario Dmitri Kovtun, a Alexandr Litvinenko, calificó de "absurdas" las acusaciones contra él.

"Los resultados de la investigación divulgada hoy confirman una vez más la posición antirrusa de Londres y la falta de deseo de los ingleses de establecer la verdadera causa de la muerte de Litvinenko", ha comentado Lugovói. Según el exagente, los investigadores británicos han optado por "utilizar un esqueleto en el armario para satisfacer objetivos políticos". El diputado ruso ha agregado que, para él, "este proceso del polonio disipará el mito acerca de la imparcialidad de la justicia británica".

Leonid Kaláshnikov, vicepresidente del comité de Exteriores de la Duma o Cámara de Diputados rusa, ha declarado que "los políticos serios y los expertos ven en este informe una derrota" de los investigadores británicos, que no utilizan fórmulas exactas, sino que abusan de palabras como "probablemente" y "posiblemente". "Pero de la misma manera otra veintena de personas tenían posibilidad e interés en eliminar a Litvinenko", ha manifestado Kaláshnikov.

Dmitri Kovtun, el otro exagente de los servicios secretos rusos al que el informe señala como asesino de Litvinenko, se ha limitado a decir que no haría comentarios, pues quería obtener antes más información sobre el informe de la investigación.

Más información