Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Francia investiga la muerte de una niña tras comer un huevo Kinder

La menor se ahogó al tragarse el juguete que lleva el dulce en el interior

La Fiscalía francesa ha abierto una investigación esta semana sobre la muerte por ahogamiento de una niña de tres años y medio en Toulouse que se tragó el juguete que viene en el interior de un huevo Kinder.

La madre de la niña dijo a la policía que la niña se metió en la boca una pequeña rueda de plástico que se había desprendido del juguete que hay en el huevo de chocolate. "El abuelo de la niña llegó rápidamente y logró sacar el objeto", dijo la fiscal Cecile Deprade en un comunicado. Aunque los bomberos lograron reanimarla, la niña ya había caído en coma y murió el sábado en el hospital de Purpan de Toulouse debido a las lesiones cerebrales.

Prohibido en EE UU

La información trascendió después de que el miércoles se conocieran los resultados de la autopsia, que confirmó la "muerte por asfixia". El grupo italiano Ferrero, fabricante de la chocolatina, reaccionó en un comunicado en el que lamentó la "triste noticia del deceso de una niña de 3 años y medio (...) tras la ingestión de un juguete presente en un huevo de chocolate".

Ferrero cataloga ese producto para mayores de tres años y recomienda la supervisión de un adulto al utilizarlo. Los huevos, que se empezaron a comercializar en 1974, no se venden en Estados Unidos debido a las estrictas normas respecto a los dulces que llevan juguetes dentro.

Los huevos de chocolate Kinder Sorpresa son un éxito comercial de la sociedad Ferrero desde su lanzamiento hace más de 40 años. El huevo presenta en su interior una cápsula de plástico que contiene un pequeño juguete, a veces descompuesto en piezas para que las monte el niño.

Más información