Corea del Norte detiene a un estudiante estadounidense

Según la agencia KCNA, Otto Warmbier fue arrestado “mientras perpetraba un acto hostil”

Corea del Norte ha detenido a un estudiante estadounidense al que acusa de perpetrar “un acto hostil” contra el país y de tratar de “derrumbar los cimientos de su unidad”. En un breve despacho, la agencia oficial norcoreana, KCNA, identifica al estudiante como Otto Frederick Warmbier, de la Universidad de Virginia, que se convierte en el tercer ciudadano occidental del que se sabe que se encuentra prisionero del hermético régimen.

Warmbier había entrado en Corea del Norte con un visado de turista, según KCNA, que no aporta detalles acerca de qué tipo de “acto hostil” cometió el estudiante de Comercio. Sí le acusa de haber actuado “con la connivencia tácita del Gobierno de Estados Unidos y bajo su manipulación”.

El término “acto hostil” es una acusación que el régimen norcoreano aplica con frecuencia a los extranjeros a los que detiene, y que puede abarcar desde el reparto de biblias hasta el espionaje.

La agencia de viajes especializada en visitas a Corea del Norte Young Pioneer Tours ha confirmado que Warmbier entró en el país en una de sus giras organizadas y fue detenido el pasado día 2. “Estamos en contacto con la familia de Otto, el Departamento de Estado en EE UU y la Embajada de Suecia en Pyongyang, y hacemos todo lo posible por conseguir su liberación”, ha declarado un representante de la compañía con sede en China, Gareth Johnson, a Reuters.

La Embajada sueca representa los intereses de Estados Unidos en Corea del Norte.

La detención llega en un momento delicado para Washington, que busca apoyos para imponer nuevas sanciones a Corea del Norte después del ensayo nuclear de ese país el pasado día 6, el cuarto de su historia y en el que Pyongyang asegura que probó por primera vez una bomba de hidrógeno.

El año pasado Corea del Norte detuvo a un pastor canadiense de origen surcoreano, al que condenó a cadena perpetua por subversión al considerar que había intentado hacer proselitismo religioso. A comienzos de este mes, la cadena de televisión CNN difundió una entrevista con otro estadounidense de origen surcoreano, Kim Dong-chul, que indicó que se encontraba detenido por espionaje en favor de Corea del Sur.

En octubre, Pyongyang había puesto en libertad a otro estudiante, Jon Won-moon, originario de Corea del Sur y residente permanente de EE UU, que había estado detenido durante seis meses. En 2014 entregó a otros tres ciudadanos estadounidenses, entre ellos el misionero Kenneth Bae, condenado a 15 años y que permaneció encarcelado durante casi dos.

Estados Unidos y Canadá desaconsejan a sus ciudadanos viajar a Corea del Norte, un país que en el pasado ha utilizado a ciudadanos extranjeros detenidos para tratar de lograr concesiones. En este caso, mientras se negocian nuevas sanciones internacionales contra ella, Pyongyang podría intentar utilizar a Warmbier como pieza para evitar que esos castigos tengan excesivo mordiente.

Más información