Estados Unidos anuncia medidas para facilitar los viajes aéreos a Cuba

Washington levantará este miércoles sanciones pendientes sobre las exportaciones

El Gobierno de Estados Unidos anunció este martes nuevas medidas que reducen las sanciones contra Cubay avanzan en la dirección para normalizar totalmente las relaciones comerciales entre ambos países. El Departamento del Tesoro “eliminará restricciones” a ciertas condiciones de pago y financiación de las exportaciones autorizadas a Cuba. También “facilitará aún más” los viajes a la isla caribeña dentro de las categorías autorizadas.

Los cambios entrarán en vigor este miércoles y facilitarán los viajes a Cuba y los acuerdos con aerolíneas cubanas. “Las enmiendas se sustentan en sucesivas acciones durante el último año y envían un claro mensaje al mundo: Estados Unidos está comprometido a empoderar y permitir el avance económico del pueblo cubano”, afirmó el secretario del Tesoro, Jack Lew, en un comunicado.

Las enmiendas “suprimen las restricciones sobre los términos de financiación y pago para las exportaciones de bienes a Cuba, además de los bienes agrícolas y otros productos”, según el comunicado del Departamento del Tesoro. Las modificaciones suponen también la autorización de transacciones vinculadas a encuentros profesionales o reuniones para prevenir desastres naturales, así como la preparación de material informativo o pagos a profesionales de medios y artistas en Cuba.

“Al expandir los lazos interpersonales, las oportunidades de negocio y ampliar el acceso a la información, estamos promoviendo la transformación de nuestra relación de acuerdo con los intereses de Estados Unidos y ayudando a mejorar las vidas de los cubanos”, declaró este martes Ned Price, portavoz del Consejo Nacional de Seguridad. Price añadió que, como los pasos adoptados por Washington, piden al Gobierno cubano “que facilite la creación de empresas, el comercio y el acceso a la información a sus ciudadanos”.

El gesto de la Administración Obama supone un paso más en las nuevas relaciones con La Habana desde el deshielo iniciado en diciembre de 2014, después de más de cinco décadas de hostilidad. El pasado verano, ambos países reabrieron sus respectivas embajadas, en un paso histórico para la restauración de las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba.

Pero la decisión de levantar definitivamente el embargo depende del Congreso de Estados Unidos. Este martes, el gesto de Washington fue respaldado por una coalición de 46 senadores, liderada por el republicano Jeff Flake. “Este paso debe servir de estímulo para que el Congreso considere soluciones más permanentes”, declaró Flake. El senador pidió a las dos Cámaras que convoquen una votación para declarar el fin de las sanciones y “restaurar la libertad de los estadounidenses para viajar a Cuba”.

La decisión de Washington ha sido calificada este martes como “un paso gigante” por parte de James Williams, presidente de la organización Engage Cuba. “Conforme los americanos puedan incrementar su negocio de exportaciones hacia la isla y realizar pagos con seguridad, esperamos que estas regulaciones ayuden a los cubanos a acceder a los bienes esenciales que necesitan”, afirmó Williams.

Más información