Selecciona Edición
Iniciar sesión

La oposición siria aplaza a hoy decidir de si acude a la negociación de Ginebra

Los rebeldes no se ponen de acuerdo sobre la participación de otras fuerzas opositoras

Los grupos de la oposición siria coordinados por Arabia Saudí desde el pasado diciembre se resisten a asistir a las conversaciones de paz con el régimen de Bachar el Asad convocadas para el viernes por Naciones Unidas en Ginebra. Después de dos jornadas de sesiones, los dirigentes rebeldes aplazaron este miércoles la reunión hasta el jueves, al no lograr ponerse de acuerdo sobre la participación de otras fuerzas opositoras en las negociaciones y a la espera de que el Gobierno de Damasco cumpla sus exigencias previas, según informó el canal de televisión Al Arabiya.

Un portavoz de los grupos opositores, Salim al Muslat, aseguró que el llamado Alto Comité de Negociaciones (ACN) estaba a la espera de las últimas precisiones de las Naciones Unidas. La misma fuente insistió en que la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU del pasado 18 de diciembre puntualizaba que el diálogo no podía comenzar sin cumplirse estos requisitos.

Otro portavoz del ACN, Monzer Majos, se limitó a confirmar a France Presse que los asistentes iban a permanecer reunidos a partir de la mañana del jueves en un hotel de Riad. El jefe del grupo Ejército del Islam, Mohamed Alous, ha sido designado como negociador principal de esta instancia que se reivindica como única representante legítima de la oposición, y que rechaza expresamente la presencia en Ginebra de las llamadas Unidades de Protección del Pueblo (YPG), las milicias kurdas que controlan el noreste de Siria y que han contado con el apoyo aéreo de Estados Unidos.

Washington, por su parte, ha pedido este miércoles a la oposición siria que participe en el diálogo de paz sin condiciones previas. "Las facciones de la oposición tienen una oportunidad histórica de proponer vías serias y prácticas para implementar una tregua, acceso humanitario y otras medidas para generar confianza, y deben hacerlo sin condiciones previas", ha dicho el portavoz del Departamento de Estado, Mark Toner, en la rueda de prensa diaria.

 

Condiciones para asistir

Las fuerzas kurdas no han recibido una invitación expresa del enviado de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, que el martes envió a cada grupo la convocatoria sin especificar públicamente sus identidades. Entre los opositores que aseguran haber sido invitados figuran el ex viceprimer ministro sirio Qadri Jamil, que rompió con el presidente El Asad pero mantiene buenas relaciones con Moscú, y el copresidente del Consejo Democrático Sirio, Haytham Manna, que reúne a grupos de oposición árabes suníes y kurdos. Este Consejo cuenta como brazo armado con las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias, que reciben apoyo directo de Washington, en las que se integran las YPG. De Mistura les ha replicado que solo ha enviado invitaciones a “representantes sirios”, sin mayor aclaración.

El Alto Comité de Negociaciones ha reclamado a De Mistura precisiones sobre la identidad del resto de los grupos de oposición convocados, y ha exigido que las fuerzas kurdas sean integradas en la delegación del régimen de El Asad. Turquía también ha vetado la presencia del YPG en Ginebra al asegurar que son aliados de la guerrilla del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que combate al Ejército de Ankara en el sureste de Anatolia.

La oposición reunida en Riad también ha impuesto como condición, para estar en Ginebra, que el Gobierno de Damasco levante el cerco a varias poblaciones asediadas, detenga los bombardeos, permita el acceso de ayuda humanitaria y ponga en libertad a los prisioneros.

Más información