Selecciona Edición
Iniciar sesión

Obama pide a las autoridades sanitarias una respuesta rápida al zika

El virus puede afectar a una zona de Estados Unidos donde viven 200 millones de personas

Barack Obama pidió este martes una rápida respuesta de las autoridades sanitarias de Estados Unidos al virus zika, que ha desatado todas las alarmas en Latinoamérica. Obama ha encargado el desarrollo de vacunas y pruebas para detectar la enfermedad, transmitida por la picadura de mosquito, y que puede causar malformaciones fetales.

“El presidente ha enfatizado la necesidad de acelerar la investigación para crear nuevas pruebas de detección y diagnóstico, vacunas y tratamientos de la enfermedad”, aseguró un comunicado de la Casa Blanca emitido en la noche del martes. Obama también destacó la importancia de que todos los ciudadanos tengan acceso a información sobre el virus y las medidas que pueden tomar para protegerse.

El virus zika ha sido relacionado por los expertos con el aumento de casos de malformación cerebral en bebés. En Brasil, el país más afectado, ya se han detectado cerca de 4.000 casos y el gobierno anunció esta semana que va a desplegar 220.000 soldados de las Fuerzas Armadas para luchar contra el virus.

Ningún país cuenta con una vacuna ni un tratamiento específico para el virus, transmitido por picadura de mosquito como el dengue o el chikunguña y que puede causar fiebre y manchas en la piel. El hecho de que ocho de cada diez personas contagiadas no desarrollan ningún síntoma, sin embargo, dificulta aún más adelantar las posibles consecuencias en casos de mujeres embarazadas.

El presidente Obama se reunió este martes en la Casa Blanca con líderes del Instituto Nacional de Salud (NIH), el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) y el Departamento de Salud. El director del NIH, Francis Collins, había explicado el mismo día en el blog de la organización que el virus se puede expandir por Estados Unidos con la llegada de meses más cálidos, afectando a una región en la que viven más de 200 millones de personas. Collins hizo referencia a un estudio de la revista Lancet, en el que se alerta además de que más de 22 millones de estadounidenses residen en zonas húmedas donde mosquitos portadores del virus pueden sobrevivir durante todo el año.

“Resulta crítico que confirmemos si hay una causa directa entre la infección por el virus Zika en embarazadas y el desarrollo de microcefalia en bebés a través de estudios epidemiológicos”, declaró Collins. El director del NIH explicó que las autoridades estadounidenses ya han puesto en marcha diversos estudios para descifrar los efectos del virus en humanos y para mejorar las pruebas de detección.

El CDC anunció además nuevas instrucciones para los pediatras que estén cuidando de bebés cuyas madres hayan viajado a los países afectados y hayan podido quedar expuestas al virus. Los médicos deberán contactar a los servicios regionales de salud para que los menores sean sometidos a pruebas lo antes posible.

Hasta el momento, las autoridades sanitarias estadounidenses han confirmado la existencia del caso de una mujer, residente en el Estado de Virginia, que fue contagiada por el virus tras viajar a uno de los países afectados. El Gobierno ha emitido una alerta en la que insta a las mujeres embarazadas a posponer viajes a países de América Latina y el Caribe.

Más información