Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Defensor del Pueblo de Colombia, investigado por escándalo sexual

Jorge Otálora, tras renunciar al cargo, dice que es víctima de un montaje

La Procuraduría General de la Nación anunció la apertura de una investigación formal contra Jorge Otálora en su calidad de Defensor del Pueblo de Colombia. El expediente fue abierto horas después de que Otálora renunció a su cargo para asumir su defensa ante las acusaciones de maltrato y acoso sexual que ha hecho su exsecretaria privada, Astrid Cristancho.

“Existen evidencias que permiten sostener que los presuntos actos de acoso laboral y sexual podrían seguirse presentando en la entidad que es precisamente la encargada de la protección, defensa y promulgación de los derechos humanos”, explicó el procurador Alejandro Ordóñez.

Otálora, Abogado de 49 años, tras reafirmar su renuncia al cargo aseguró que su caso es producto de un “montaje”. “No deja de ser paradójico que tras empeñarme en la protección de los derechos fundamentales de los más vulnerables, deba resignarme hoy al sacrificio de derechos tan elementales y sagrados como mi intimidad, el debido proceso y la presunción de inocencia", aseguró.

El escándalo llegó a su punto máximo por una columna del periodista Daniel Coronell publicada el pasado domingo en la revista Semana, en la que reveló el testimonio de la mujer, de 34 años, que denunció ser víctima de acoso sexual y laboral por más de dos años. Ante sus señalamientos, Otálora se defendió y aseguró que hubo una relación consentida entre ambos y que su familia conocía la relación de pareja que existió entre él y su secretaria.

No es la primera que el nombre del Defensor del Pueblo está en medio de la polémica. En septiembre del año pasado, el periodista Juan Diego Restrepo denunció que el ambiente laboral en esa entidad era tenso por su autoritarismo desmedido y los constantes maltratos hacia sus subalternos.

Dos meses después, Coronell aseguró que Otálora “cotidianamente ofende, humilla e insulta a sus subalternos, en franca violación de la Constitución”. En diciembre, un nuevo artículo de Restrepo detalló cómo mientras los defensores públicos luchaban ante un sistema laboral de contratación injusto, una asistente de Otálora había logrado ascender en su cargo en poco tiempo sin cumplir con los requisitos estipulados.

De la investigación que haga la Procuraduría dependerá si Otálora, que también fue magistrado del Consejo Superior de la Judicatura, puede seguir siendo funcionario del Estado o si las acusaciones en su contra se comprueban y finalmente es suspendido de forma indeterminada para ocupar cargos públicos.

"Lamentablemente un artificial escándalo mediático, puesto en marcha en mi contra en las últimas semanas a través de verdades a medias, hábil y perversamente manipuladas, pretenden empañar no solo mi nombre y mi trayectoria profesional, sino que amenazan de manera grave con afectar el desempeño de la institución", aseguró Otálora en una conferencia de prensa en la que no aceptó preguntas.