Jorge Lanata: “El periodismo no tiene tanto poder como el populismo cree”

El periodista argentino conversa con el director de El Nacional sobre la profesión y la actualidad de ambos países

Jorge Lanata tiene 55 años, 40 de ellos dedicados al periodismo, suficientes como para haber vivido numerosos episodios de frustración con el trabajo. “A veces no pasaba nada”, asume el periodista argentino sobre esos trabajos en los que uno, él, puso fe creyendo que podría cambiar equis dinámica y todo siguió igual. “Pero el mundo va hacia delante”, celebra, “al final el chico besa a la chica, se hace justicia. Lo que viene siempre es un poco mejor”, prosigue con una cadencia que sorprende, y en cierta manera parece incomodar, a Miguel Henrique Otero, director del diario venezolano El Nacional. Ese escenario le resulta utópico.

Se sentaron a hablar en el Hay Festival Otero y Latana de ‘El periodismo en tiempos de cólera’, una conversación pensada cuando los dos sufrían los ataques del poder en sus países. Esta calurosa tarde cartagenera sobre el estrado, sin embargo, había dos estados de ánimo dialogando sobre la misma profesión. La mirada atrás de quien celebra el paso del tren que casi le lleva por delante y la desolación de quien aún sufre los golpes del autoritarismo.

Lanata, azote de Néstor y Cristina Kirchner, respira aliviado con la llegada de Macri, no lo oculta, pero aún falta tiempo para que este torbellino de la oratoria se instale en el optimismo. “Los argentinos haríamos bien en preguntarnos qué tenemos de kirchneristas. Si no, no se explica que hayan estado en el poder 15 años”, se arranca Lanata, autocrítico frente a la postura de Otero, instalado en la crítica furibunda al Gobierno que hace meses lo exilió y pone a su diario todas las trabas posibles para salir a diario a la calle. Siquiera la mención al triunfo opositor en las elecciones del pasado diciembre parece convincente. No, al menos, en una mejora de la situación de los medios. Los medios tradicionales, se entiende, pues a las redes sociales, y los portales de investigación que han crecido en 17 años de chavismo, poco le pueden poner freno.

La moderación de Lanata, un oxímoron para muchos, la argumenta el comunicador de la siguiente manera: “Si nos tomamos las cosas en serio, Argentina cambiará en 20 años. En 5 habrá algo mejor, porque al menos Macri no considera a los periodistas sus enemigos. En América Latina los cambios son lentos y no los relacionamos al trabajo, creemos que se dan por inercia. Pero si no hacemos nada para que las cosas cambien, ¿por qué van a hacerlo?”.

Los tiempos de cólera, los que reza el título de la convocatoria, no terminan de convencer a Otero. “En América Latina siempre hemos vivido así, lo que pasa que primero ocurría con las dictaduras bananeras y ahora con las populistas”. Un populismo, opina Lanata, que sobredimensiona el poder del periodismo. “Utilizan a los medios para subir al poder, pero el periodismo no tienen tanto poder como el populismo cree”, sentencia el presentador de Periodismo para todos.

El director de El Nacional, que no regresa desde hace meses a Venezuela por miedo a las represalias que puedan adoptar contra él, no cree en lo que algunos consideran “periodismo de oposición”, pero tampoco niega que él, y mucha gente en Venezuela defiende claramente unos postulados. Algo que Lanata se apresura a matizar, se trate del país que sea: “Una cosa es tomar partido sobre lo que ocurre y otra inventar o distorsionar noticias dependiendo a quién vote el periodista en cuestión”, una reflexión que deriva en otra sobre la militancia de algunos periodistas. O de algunas personas que dicen serlo. “El militante está siempre más cerca de los religiosos o de los políticos, por eso está lejos del periodismo. La militancia tiene un plan, pero un periodista no puede ser un funcionario, no puede ser un militante de nada”, zanja Lanata, no sin antes lanzar un nuevo dardo: “Es imposible compatibilizar una revolución con el periodismo”.

Más información